Sin Rodeos

[Por Fernando Hernández Gómez]

fdohernandezg@hotmail.com

¿2020 sombrío?

Dos de las tres agencias calificadoras más importantes del mundo –Moody’s y Fitch Rating– han encendido luces de alerta en México, al vislumbrar un panorama complicado para estados y municipios en el 2020, atribuido al bajo crecimiento nacional y de las transferencias federales, de las que dependen hasta en 90 por ciento de sus ingresos, 18 entidades, incluida Tabasco.

Vamos a conocer los detalles que dan estas dos prestigiosas agencias internacionales, y qué opina o cómo está preparándose el gobierno tabasqueño para lo que pueda venir en 2020. Lo que no se quiere es que vuelva a reeditarse un panorama sombrío para la entidad, como el que se vivió la última década.

La agencia Moody’s advirtió que los 32 estados del país tendrán un 2020 difícil en materia de recursos debido al estancamiento de la economía nacional, pues provocará que reciban una menor cantidad de dinero vía transferencias.

“Van a tener un año difícil”, dijo María del Carmen Martínez Richa, analista de Moody’s, al presentar el informe sobre la perspectiva de los estados 2020. El cóctel de factores que hacen prever un menor margen de maniobra para los estados en cuanto a sus recursos tiene varios ingredientes: el bajo crecimiento económico nacional, un menor crecimiento de las transferencias federales de solo tres por ciento, dificultad para reducir sus gastos, y la incertidumbre ante posibles cambios en el marco institucional, de acuerdo con la calificadora, que estimó que el crecimiento de las transferencias federales será uno de los menores de los últimos 10 años. (Expansión/ Reuters, 04Dic.2019)

Para el caso particular de Tabasco, la agencia Fitch Ratings otorgó la calificación en ‘A+(mex)’, que es positiva, pero modificó la perspectiva crediticia a ‘negativa desde estable’, según la nota que emitió el 13 noviembre.

La calificación de Tabasco –apuntó Fitch– considera una razón de repago de la deuda y cobertura del servicio de la misma que da un puntaje combinado de ‘aa’ en la sostenibilidad de deuda, así como un perfil de riesgo de rango más débil, producto de la combinación de los factores clave de riesgo. En tanto que la ‘perspectiva negativa’ refleja la evaluación de un perfil de riesgo mayor con respecto a pares (otros estados) en la misma categoría de calificación.

La agencia precisó que los ingresos estatales han representado, en promedio los últimos cinco años, 8.9 por ciento de los ingresos operativos del estado. Por su parte, las participaciones (Ramo 28) y las aportaciones federales (Ramo 33) conforman el resto (91 por ciento). Subrayó que históricamente, los recursos federales se han caracterizado por ser estables y poco volátiles.

Destacó Fitch que la flexibilidad de Tabasco para incrementar sus ingresos se concentra, principalmente, en su base amplia de contribuyentes, donde se están implementando mecanismos para disminuir el rezago y la morosidad a través de campañas de regularización, acercamiento con el contribuyente y actualización de padrones. De igual forma, se están llevando a cabo programas con el objetivo de incrementar la recaudación de derechos, licencias y permisos.

En su comparecencia ante el Congreso local (21 de noviembre) para la glosa del I Informe, el secretario de Finanzas, Said Mena Oropeza afirmó que ante el panorama adverso con que arrancó este gobierno, por los problemas de adeudos con trabajadores, y de pagos de impuestos y servicios, se ha procurado incrementar la captación directa, a través de la actualización de la base de contribuyentes y el impulso para el cumplimiento de sus obligaciones fiscales.

Resaltó Mena Oropeza algo que anotó Fitch: que a pesar de las limitaciones, durante este primer año, los esfuerzos se centraron en actualizar las bases de contribuyentes, campañas de regularización, habilitación de más puntos de captación, modernización de unidades móviles, firma de convenios con instituciones, así como fortalecimiento de los sistemas electrónicos vía internet.

Incrementar la captación de recursos propios es indispensable no solamente para reducir la dependencia financiera, sino también para elevar los indicadores que condicionan la asignación de más recursos dentro de la bolsa participable a nivel nacional, apuntó el secretario de Finanzas, quien precisó que entre enero y septiembre de 2019, se logró un monto de recaudación propia de más de dos mil 551 millones de pesos, es decir, un incremento de 3.9 por ciento en comparación con el mismo lapso del año pasado. Y enfatizó: “Uno de los objetivos del gobierno es asegurar su viabilidad financiera, no hay de otra… procurando el uso responsable, racional y transparente de recursos públicos”.

Un capítulo que impacta en los recursos disponibles, es la deuda del estado. Said Mena aseguró ante el Congreso que este gobierno cumple estrictamente con el pago del servicio de la deuda contraída con las bancas comercial y de desarrollo por anteriores administraciones que ascendía, al 31 de diciembre de 2018, a seis mil 551.2 millones de pesos. Entre amortización de capital e intereses, pagó de enero a septiembre de 2019, 590.6 millones de 811 pesos.

Sin embargo, el reporte de Moody’s generó ruido en Tabasco. Para el gobernador Adán Augusto López Hernández, no habrá problemas para el cumplimiento de los compromisos crediticios, pues la calidad de la deuda estatal no está en duda cuando los mismos bancos le han reconocido capacidad para contratar hasta siete mil millones de pesos en empréstitos.

AL GRANO

ESTARÁ POR TABASCO el Presidente Andrés Manuel López Obrador este viernes y el sábado, para recorrer campos petroleros en Huimanguillo, Paraíso, Macuspana y frente al litoral… El domingo estará en Campeche…

Deja un comentario

Cerrar menú