Sin Rodeos

[Por Fernando Hernández Gómez]

fdohernandezg@hotmail.com

Pico: ¿Más vale solo…?

¿Qué tan verosímil es la versión que en el 2018 el Partido Verde irá en alianza con el PRD en Tabasco? En el tricolor, creen que los del PVEM juegan con esta posibilidad para venderse caro en la constitución de una alianza electoral nacional y conseguir más posiciones que las que antes les cedieron los priistas.

Con la anterior dirigencia perredista en la entidad, encabezada por Candelario Pérez Alvarado, el presidente del PVEM, Federico Madrazo Rojas ya tenía pláticas en ese sentido, que fueron interrumpidas al darse el relevo en la presidencia del Comité Ejecutivo Estatal del sol azteca.

Aunque aún no han conversado personalmente, la semana pasada hubo un intercambio de mensajes entre Madrazo Rojas y el nuevo dirigente estatal del PRD, Darvin González Ballinas.

El lunes 6, Federico Madrazo declaró que al Partido Verde le interesa una alianza con el PRD en 2018, y adelantó que buscaría al nuevo dirigente.

El martes 7, Darvin González respondió con una carga de resabios del viejo perredismo que rememoró las confrontaciones del lopezobradorismo y el madracismo. Esto declaró el nuevo jefe perredista:

“Me acuerdo de una frase de un político aquí que decía que si para construir el templo del Señor hay que hablar con el diablo, vamos a hablar con el diablo; nada más, vamos a cuidar de que no se meta (el diablo) al templo”.

Dijo no olvidar aquel desalojo de Plaza de Armas, en 1995. “Cómo no me voy a acordar del desalojo, pero en esto hay que ser conscientes y hay que hacer acuerdos por el bien de Tabasco”, expresó. (Telerreportaje, 08Nov.2017)

El miércoles 8, vino la réplica del hijo del ex gobernador Roberto Madrazo Pintado, protagonista de aquel episodio poselectoral:

“La política moderna no es de ángeles, ni de diablos. Estoy convencido que la política moderna necesita de mucho diálogo y de acuerdos, y desde luego hay que dejar de ver las películas del pasado, específicamente la de 1994 que mucho lastimó a Tabasco, para poder construir entre todos un mejor futuro”, sentenció Madrazo Rojas en declaración consignada en el noticiero de XEVT.

El domingo 12, el dirigente del PVEM dio una probadita de civilidad y de lo que está dispuesto a hacer su partido rumbo al 2018: acudió al evento alusivo al Quinto Informe de Gobierno de Arturo Núñez Jiménez, primer gobernante emanado del PRD y adversario político de su padre.

Si al inicio de su carrera política lo hizo, ahora Federico Madrazo Rojas no camina a la sombra de su padre. Es él quien define sus relaciones, el rumbo de su carrera pública y quien toma decisiones a nombre de un partido que ha logrado colocarse, hoy, como la cuarta fuerza electoral.

Aliado tradicional del PRI, en 2015 el PVEM fue solo a las elecciones intermedias en la entidad y conquistó, bajo la dirigencia de Madrazo Rojas, una alcaldía (Teapa) y cinco diputaciones locales (tres de mayoría).

Madrazo Rojas compartió ayer lunes con los integrantes de la Mesa Fraternidad –conformada por periodistas y académicos– los escenarios en que se vería inmerso su partido en la contienda local del 2018, dado que cuenta con autorización de su dirigencia nacional para explorar una alianza estatal.

Consideró que apenas resuelva su ‘revoltijo interno’ el PRD en Tabasco, el PVEM podrá estar en posibilidad de construir con su dirigencia una alianza flexible, parcial, de mutua conveniencia.

–¿Por qué el PRD y no el PRI en el 2018 en Tabasco? –se le pregunta.

Manifestó que aun cuando en encuestas Morena es el instituto político mejor posicionado, el partido en el gobierno no deja de tener posibilidades de retener la gubernatura en el 2018.

Aunque acotó que “yendo solos nos iría mejor que sumados con cualquier otro partido”, avizoró un escenario halagador para una alianza verde-sol azteca.

“Con el Partido Verde, el PRD estaría en una situación de competencia en el 2018 en el estado; sin el Verde, le ganaría Morena”, vislumbró.

Pico Madrazo hizo gala de sus conocimientos demoscópicos, del manejo de información electoral, y señaló que si bien Andrés Manuel López Obrador tiene un ‘liderazgo brutal’ en Tabasco, 2018 no será el mismo escenario que el 2006 y 2012 cuando el ahora jerarca de Morena se llevó carro completo.

Subrayó que la elección del 2018 será de cuartos; esto es, que el partido ganador lo hará con un porcentaje que rondaría el 25 por ciento de los votos. Es posible que, como sucedió en Oaxaca, aquí triunfe el ‘mejor cuarto’.

De ahí que consideró que será una contienda “de mucha planeación” para la que, dijo, se está preparando el PVEM. Y sugirió que si deciden ir solos, pueden dar la sorpresa en la elección de gobernador, pues tienen dos cartas.

AL GRANO

ENCUENTROS Y DESENCUENTROS… Arturo Núñez confesó la tarde de ayer en el programa De Frente, conducido por Jesús Antonio Sibilla, que desde su inicio en política en el régimen de Mario Trujillo García y en su paso por instituciones como la Secretaría de Gobernación, el Instituto Federal Electoral, la Cámara de Diputados y el Senado de la República, ha cultivado amistades entrañables… Sus enemistades, con los que no se reconciliaría, indicó, “no suman los dedos de una mano”… Y las reveló: José Eduardo Beltrán Hernández, César Augusto Santiago, Roberto Madrazo Pintado y Andrés Manuel López Obrador… ¿Habrá un quinto?

Deja un comentario