Para Usted

[Mario Gómez y González]

chayogomezg@hotmail.com

Tratando de entender

En condiciones “normales” -situación inoperante en nuestro país- (comenta conocido escritor), la pobreza en la población generaría; protestas, disgusto e inconformidad. Sin embargo en México donde se desafía por costumbre al más elemental sentido común, la pobreza produce el llamado voto duro, esto es; no razonado, condicionado, cautivo, irreflexivo, temeroso, corporativo y por lo general contrario a los intereses de quien lo emite -sufraga-.

El sistema actual lo sabe y se aprovecha.- así que lejos de promover el desarrollo político-económico-social de la población, los tiene sumidos en la pobreza e ignorancia más supina. Sabe o intuye que una población educada y con al menos las necesidades básicas -alimentación, vivienda, salud y seguridad- solventadas, se torna exigente e inconforme. Luego entonces, opta por poner la bota dictatorial en el cogote del pueblo, así se asegura de su; miedo, sumisión, docilidad y obediencia.

Maquinaria obsoleta, pero aún eficiente, se refiere a la maquinaria electoral. Su tecnología si bien es modelo antiguo, humea y consume demasiado aceite, es todavía funcional. El inconveniente es que es muy onerosa -cara-, pero, ¿en tiempos electorales a quién le importan los gastos?

Dinero lo hay, ahí están los erarios estatales -de los estados- o los presupuestos para estatales -empresas propiedad del estado mexicano- que no rajan leña, prestas a soltar impúdicas cantidades de dinero para que se consigan los puestos anhelados y se preserve así, la beatífica paz social que disque se disfruta.

¿Hasta cuándo va a operar el anzuelo con despensas, música, barbacoa y cervezas? Pareciera que se perpetuará per sécula seculorum. Una vez que pasan las campañas políticas de cualquier nivel, municipal, estatal o federal; muchos aseguran, es la última vez que la pegan, pero, ¡oh desilusión! se repiten la dosis una y otra vez.

Las campañas de concientización tales como; “No cambies tu dignidad por una despensa” o bien aquello de; “Te van a quitar el hambre un día y la padecerás por 3 años”, -depende el caso, en ocasiones son 6 años-, no surten ningún efecto.

Luego entonces, puede decirse que un programa social es una iniciativa destinada a mejorar las condiciones de vida de una población. Se entiende que un programa de este tipo está orientado a la totalidad de la sociedad o, al menos, a un sector importante que tiene ciertas necesidades aún no satisfechas, indican textos consultados al respecto.

¿Cuáles son los objetivos de los programas sociales?; planear, coordinar, ejecutar, dirigir y evaluar programas y acciones en materia de desarrollo social en el Estado, con el propósito de revertir las condiciones de pobreza, marginación y vulnerabilidad de las personas, para promover su desarrollo, así como el mejoramiento de su calidad de vida, agrega la fuente.

Todos estos párrafos anteriores los hemos plasmado en la entrega de hoy, a fin de tratar de entender, comprender y saber, el porqué de la aceptación que el actual régimen de la Cuarta transformación tiene en nuestro país, a pesar de los problemas que se tienen y que parecieran no existir.

No nos matemos más, la respuesta de la aceptación está en el tamaño de los programas sociales que son una base electoral tremenda. Aquí está la lógica respuesta a los actuales niveles de aceptación de la bien llamada 4T. Muchísimos beneficiarios, que son auténtico semillero de votos cautivos listos para dar frutos cuando se les requiera.

A todo esto, agreguémosle el entorno que existe en el ámbito de los programas sociales; papás que reciben dinero, a través de las becas a sus hijos y que este beneficio abarca a toda la familia y, por consiguiente, a cientos de miles de familias: onda expansiva electoral muy superior a las condiciones de pobreza, inseguridad, desempleo, carestía, falta de oportunidades y demás.

Problemas no resueltos; compromisos y promesas olvidados; conflictos que han manchado al actual gobierno federal, tales como el aumento al mandato de Bonilla en Baja California; la imposición y el desaseo en el reciente nombramiento de la nueva titular de la CNDH; los constantes y claros enfrentamientos con los medios de comunicación y periodistas.

Y si lo duda cheque usted este dato; el programa de adultos mayores tiene un ámbito de beneficio superior a los 10 millones de mexicanos; más de tres millones de seres humanos, amparados en Jóvenes construyendo el futuro; Sembrando vidas, Becas Benito Juárez. Insistimos, un universo de beneficiarios que son votos cautivos listos para salir al frente cuando se les ordene.

Aquí está pues, la respuesta a los niveles de aceptación del actual gobierno de la cuarta transformación en todo el país y que aportan los datos que las encuestadoras ofrecen cotidianamente; claro, no importa que el entorno indique con pelos y señales, la recesión económica, falta de circulante, desempleo, inseguridad, niveles bajos de producción y productividad, por mencionar algunos solamente.

Y Para Usted También

** Gerald Washington Herrera Castellanos, coordinador de la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en el Congreso local, adelantó que hoy mismo presentarán una propuesta para que los diputados puedan modificar el paquete fiscal que envíe el ejecutivo, ya que, dijo, “actualmente la Ley no les permite hacer ninguna modificación, por lo que solo se le da tramite y se aprueba”**en este sentido el político huimanguillense, se refirió al presupuesto para el año venidero en la entidad, reconociendo que aún no conoce, pero espera que se le dé prioridad al campo, para que se pueda detonar e impulsar el desarrollo del estado el cual se ha mantenido estancado en este gobierno**hasta mañana Dios mediante.

Deja un comentario

Cerrar menú