Para Usted

[Mario Gómez y González]
chayogomezg@hotmail.com
En el caso Núñez, ¿Justicia o Venganza?
El Diccionario de la Lengua Española (DLE) les define ambos conceptos de la siguiente manera: Justicia: Principio moral que lleva a dar a cada uno lo que le corresponde o pertenece. Derecho, razón, equidad. Por su parte, la Venganza es la satisfacción que se toma del agravio o daño recibidos. Castigo, pena.
Hay, pues, una ligera y delicada línea entre ser justos o vengativos; entre tomar venganza -actuar desde el miedo-, movernos incitados por una conducta primitiva que nos invita a dañar a alguien que nos hizo daño o hacer justicia y actuar buscando el bien desde el amor.
Ambas palabras, justicia y venganza, generan emociones, sentimientos y se encaminan a un mismo fin: en este caso que pague el infractor.
Sin embargo, solo una, la Justicia, traerá verdadera paz, esa es la delicada línea, debido a que es una virtud cardinal con la que ya venimos equipados, Para los creyentes, Dios nos la infunde en el corazón -en la voluntad- para actuar buscando el Bien, y es un derecho: “dar a cada uno lo que le corresponde”.
Para los no creyentes, la justicia se basa en los derechos humanos y en la dignidad de cada persona. La venganza, ni opción debiera de ser porque las consecuencias son terribles.
Resumiendo, luego entonces, las dos producen emociones y sentimientos, pero son opuestos. La justicia genera armonía, consuelo, conformidad, bienestar, veracidad. Lo contrario sucede cuando actuamos por venganza. Esta nos hace vivir y actuar desde un estado de desasosiego, inconformidad, rencor, ira, rabia, resentimiento, entre otros.
Dejemos nuevamente claro qué es justicia y qué es venganza. Justicia: es Virtud; proviene del amor, se acompaña de la verdad, genera paz y perdón; busca el bien y está garantizada por el Estado a través del derecho. Venganza: no es virtud; fuente del miedo; no se acompaña de la verdad; genera intranquilidad y rencor, busca el mal; prohibida, ilícita y castigada por el Estado.
Dice una máxima, “no te desgastes buscando venganza. La vida es como un restaurante, nadie sale sin pagar la cuenta”.
De la misma manera, el discurso vengativo se aviva, porque el pueblo quiere siempre un responsable, y experimenta cierto placer y bienestar cuando ven en la guillotina a algún personaje, pues nada aviva los bajos sentimientos del pópulo como el infortunio de aquellos a quienes tiene por privilegiados.
Tras conocer varias sentencias, muchos pensarán que se ha hecho justicia y otros que todo se ha tratado de una gran venganza. Entonces, ¿no será que la venganza es un deseo humano por impartir justicia? La propia palabra lo indica, ya que » pena » provienen de la palabra poena, que significa castigo en latín.
Si hay alguna aspiración universal, y necesaria para nuestra vida humana personal o social, es la justicia: una justicia plena, ecuánime, no ya reparadora sino hasta creadora.
Por otro lado, si hay alguna constatación universal y permanente en nuestra humanidad, es la inevitable imperfección de nuestra justicia: no sólo por corrupción o sobornos, sino por limitación misma de nuestra condición humana: ni somos infalibles, ni tenemos todos los datos, ni podemos recuperar a las víctimas.
Esa inevitable imperfección de nuestras justicias es uno de los factores que contribuyen a que el hambre de justicia se convierta muchas veces en sed de venganza.

Y Para Usted También

El gobernador Adán López Hernández, se dijo respetuoso del trabajo que realice el Congreso del Estado en la revisión y calificación de las cuenta públicas 2018, descartando con ello que vaya a dictar línea a los legisladores locales sobre su procederlo anterior en relación de que, precisamente, el Órgano Superior de Fiscalización (OSFE), detectara inconsistencia por más de tres mil 500 millones de pesos en la cuenta pública 2018 del ex mandatario Arturo Núñez JiménezEl ejecutivo estatal, reiteró que es respetuoso del trabajo tanto del Órgano fiscalizador como del Congreso del estado, por lo que cada quien deberá asumir las consecuencias de acuerdo a sus responsabilidades; “Yo respeto el trabajo y las decisiones que ellos tomen”, manifestóel dirigente estatal del PRI, Pedro Gutiérrez Gutiérrez, dijo que el presidente Andrés Manuel López Obrador, le mintió los mexicanos al no decirle en un ejercicio autocrítico que no ha podido cumplir sus promesas de campaña, de terminar con la corrupción y de terminar con la inseguridadpuntualizó que el asistencialismo no es desarrollo, esto por los recursos que ha asignado el gobierno federal a becas y apoyos“El presidente confunde el asistencialismo con políticas de desarrollo y distribución de la riqueza; piensa que el populismo es el camino para crear equidad económica, el populismo solo produce más pobres. El populismo destruye instituciones y quiebra económica, para que haya riqueza y pueda distribuirse se requiere que la economía crezca. Nunca habrá desarrollo social si no hay crecimiento económico”, subrayó el dirigente del tricolor en Tabasco**hasta mañana Dios mediante.

Deja un comentario