Sin Rodeos

[Por Fernando Hernández Gómez]
fdohernandezg@hotmail.com
¿Será Cuco el único ‘pez gordo’?
En víspera de iniciar el segundo año de actividades legislativas, el debate político en la entidad gira en torno a la calificación de las cuentas públicas y la expectativa de cuáles serán los ex funcionarios estatales y ex alcaldes que serán puestos en el banquillo de los acusados.
Los panegiristas del régimen del periodo 2007-2012 quieren ver en la hoguera al ex gobernador Arturo Núñez Jiménez, aunque no se sabe aún el desenlace de la calificación de las cuentas públicas del 2018, ni quiénes serán los personajes directamente involucrados.
En la fracción priista en el Congreso local están decididos a votar a favor de que sea reprobada la cuenta pública 2018 del Poder Ejecutivo. En el PRD, los miembros de su bancada no saben ni cómo defender el desempeño del régimen nuñista del que formaron parte.
La pelota está en la cancha de Morena, el grupo parlamentario mayoritario que debutó a fines del 2018 sin exigirle cuentas al régimen estatal anterior, con el argumento que las auditorías e informes del OSFE de las cuentas públicas del 2017 no les permitieron tomar medidas severas por el presunto saqueo al erario.
Ahora será otra historia. Se han ventilado datos de presuntos desvíos; las observaciones que hizo el Órgano Superior de Fiscalización del Estado (OSFE) a los tres poderes, órganos autónomos y 17 ayuntamientos suman cinco mil 649 millones 315 mil pesos. De este monto, cuatro mil 520 millones 632 mil pesos corresponden a los entes estatales, según los resultados de 57 auditorías.
A los 17 municipios se aplicaron 72 auditorías, que arrojaron irregularidades por mil 128 millones 682 mil pesos. Tan solo a Macuspana le fueron observados 174 millones de pesos, que equivalen al 15 por ciento del total de anomalías detectadas en todos los ayuntamientos en el ejercicio del 2018.
Muchos quieren adelantar vísperas, pero el Congreso local tiene como plazo fatal el 15 de diciembre para concluir el proceso de calificación de cuentas públicas del ejercicio del año pasado.
La presidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, Beatriz Milland Pérez declaró que la información contenida en los dictámenes técnicos que les presentó el OSFE son datos duros que reflejan el manejo financiero en el último año del gobierno de Arturo Núñez, y a la 63 Legislatura toca ahora ‘hacer su parte’ de manera correcta.
“Antes de hablar de la posible reprobación de cuentas públicas, se debe ser respetuoso de los tiempos y del proceso de revisión de los informes”, que incluyen no solo el escrutinio documental sino también la inspección física de obras públicas, asentó la jefa de la bancada de Morena.
El partido predominante en Tabasco envió ayer un mensaje de que el tema de las cuentas públicas no es asunto menor y se abordará con escrupulosidad. Para ello, propuso a los morenistas Rafael Elías Sánchez Cabrales y Juana María Esther Álvarez Hernández, para presidente y secretaria de la mesa directiva del Congreso local, en el primer periodo del segundo año de la 63 Legislatura.
Sánchez Cabrales, quien relevará en la presidencia de la Mesa Directiva a su correligionario Tomás Brito Lara, aseguró que en la calificación de cuentas públicas del 2018 no habrá parcialidad, ni revancha, ni chivos expiatorios; se actuará con profesionalismo y se seguirá el procedimiento marcado por la ley.
Mucho se ha dicho para calentar el ambiente previo al inicio del primer periodo ordinario de sesiones, mañana jueves. Miembros de la bancada del PRI salieron a cantar que votarán para reprobar la cuenta 2018 a Arturo Núñez; su dirigente estatal, Pedro Gutiérrez Gutiérrez reapareció en la escena para manifestar que existe un ‘pacto de impunidad’ para proteger al ex mandatario estatal.
Le respondió su contraparte de Morena, César Francisco Burelo Burelo. “Para mí no tiene importancia lo que diga Pedro Gutiérrez. No tiene bases para decir eso; solo habla por hablar”, señaló el cunduacanense. Consideró, empero, que todo apunta a que la cuenta pública 2018 de Núñez será reprobada. Y advirtió que si los diputados locales votan por reprobar dicha cuenta, pero no presentan las denuncias correspondientes, el partido que él dirige sí lo hará.
La 63 Legislatura local ha tomado decisiones históricas –como anular el fuero de servidores públicos, reducir al 50 por ciento el financiamiento público a partidos políticos y disminuir también las percepciones de los diputados–; sin embargo, para la ciudadanía que está atenta a su actuación, eso podría valer un comino si no toman una decisión ejemplar para castigar con severidad las conductas deshonestas de quienes fueron funcionarios estatales y alcaldes hasta el 31 de diciembre del 2018, e incurrieron en prácticas deshonestas.
AL GRANO
ESTE SEGUNDO AÑO de quehacer legislativo que inicia mañana, con una sesión solemne, marcará el regreso del titular del Ejecutivo estatal al Congreso local… Después de más de 20 años, Adán Augusto López Hernández acudirá al recinto legislativo el 10 de noviembre a entregar y rendir su Primer Informe de Gobierno…

Deja un comentario