Para Usted

[Mario Gómez y González]
chayogomezg@hotmail.com
MRG: con la camiseta puesta
“Sentido de pertenencia”, “traer puesta la camiseta” y “tu trabajo habla por el partido” son ideas que pueden remitir directamente al nivel de involucramiento que tiene una persona con su trabajo y con la institución a la que pertenece, pero desafortunadamente en la actualidad han sido descuidadas o simplemente devaluadas por los mismos militantes y simpatizantes ante la falta de interés del instituto político por mantenerlas presentes dentro de la cultura organizacional del mismo.
Tal vez pueda pensarse que son conceptos “cursis” o sin tanta importancia para que desempeñe uno su trabajo, pero de lo que no hay duda es que cuando se crea un sentido de pertenencia en el partido al que militas, el compromiso con el mismo aumenta y los buenos resultados del trabajo individual y en conjunto se reflejan hacía el exterior.
No solamente el partido o movimiento tiene cosas que hacer para que los militantes y simpatizantes se sientan parte del mismo; en gran medida dependerá de ellos mismos que esto se logre. El elemento principal será la disposición. El que traigan “la camiseta bien puesta” puede sonar sencillo, y para algunas de estas organizaciones políticas es fácil lograrlo, pero en otros casos esto puede ser un trabajo que requiera tiempo y esfuerzo. Y aunque parezca difícil, no es imposible. La clave de todo es, insistimos, la disposición.
Dicen los estudiosos de la política y los “viejos” políticos, que no basta solo con “ponerse la camiseta” del partido o del instituto ya ejerciendo el poder público. Se necesita algo más que, además de identificarlos los haga “actuar”: ponerse la camiseta, pero jugar (participar y hacer las cosas bien). Se entiende por esto la posibilidad de identificarse con la cultura de la organización, sentir como propios los objetivos que se le marcan y, en síntesis, sentir que forman parte de ese partido.
En principio, las personas tienen facilidad para lograrlo. A la mayoría le gusta pertenecer a un partido o institución política y, sobretodo, cuando es conocido y reconocido por sus resultados y clima interno. Sin embargo, el “ponerse la camiseta” no siempre es sinónimo de mayor eficiencia. Si no estaría todo solucionado; a ese concepto habría que agregarle el de “Jugar el partido”, que es algo más trascendente. Este nuevo término no significa otra cosa que estar al tanto de lo que pasa, de los problemas que surgen y de estar pensando casi en forma permanente sobre las posibilidades de mejora continua en los procesos y circuitos de la actividad diaria.
Manuel Rodríguez González, diputado federal de MORENA por Tabasco y Presidente de la comisión de Energía en San Lázaro, es un claro ejemplo de traer bien puesta la camiseta de su partido y, particularmente, constituirse en un aliado del gobernador Adán Augusto López Hernández, a fin de que le vaya bien a Tabasco y a los tabasqueños; naturalmente, sin dejar atrás, el compromiso con el Presidente de México.
Es el representante popular tabasqueño de la izquierda, que ha hecho como suyas las luchas del gobierno estatal y de la sociedad local por el borrón y cuenta nueva; tarifas eléctricas bajas (con respecto a la CFE) y férreo defensor del proyecto de la refinería en Dos Bocas. Es quien más ha subido a la máxima tribuna de la nación para defender las causas de Tabasco y de los tabasqueños. No ha quedado a deber; su compromiso y entrega ha sido su mejor carta de presentación.
Rodríguez González, destacó que en Tabasco existe un gobierno en sintonía con la Cuarta Transformación y decidido a hacer las cosas de forma diferente, al calificar como positivo el balance de los 100 días de gobierno de Adán Augusto, pero también pidiéndole a los tabasqueños, todo el respaldo, “sin regateos, ni pretextos”.
El reto que abarca, dijo, vencer a la inseguridad y generar oportunidades de empleos que permitan a la gente vivir tranquila, en paz, y acceder a mejores niveles de bienestar, implica una tarea que exige dejar atrás las lamentaciones y ponernos a trabajar en equipo. “No podemos quedarnos estancados en lo que se hizo o no se hizo; ahora, con la llegada de Andrés Manuel López Obrados a la Presidencia de la República, tenemos una oportunidad histórica para enmendar el rumbo de Tabasco y no la podemos desperdiciar”.
Los primeros tres meses de gestión del Gobernador López Hernández “representan un buen comienzo y renuevan esperanzas”, pero reiteró que sacar adelante al estado demanda de la suma de voluntades en todos los niveles de gobierno y en todos los sectores de la sociedad; haciendo hincapié, en que hay que ser pacientes.
“No se trata de avanzar rápido o no, se trata de avanzar con paso firme, porque en Tabasco ya no hay tiempo para más ocurrencia ni improvisación; muy pronto no sólo habrá una reactivación económica, también tendremos paz y seguridad para nuestras familias; sólo es cuestión de mantenernos unidos y trabajar en armonía para lograrlo”, aseveró

Y Para Usted También**El gobernador Adán Augusto López Hernández ratificó su compromiso de que la obra pública estatal y federal que se detonará en el Estado, será preferentemente para los tabasqueños, “quienes por justicia deben a acompañar las acciones de gobierno” **el mandatario anunció el inicio de licitaciones de un paquete de obras públicas estatales en los 17 municipios por más de mil 600 millones de pesos, que ayudarán a reactivar la economía del Estadoqué buenohasta mañana Dios mediante.

Deja un comentario