Hay en Campeche 224 unidades médicas libres de humo de Tabaco: CECA

[Redacción]

Informo que se otorgó la ratificación al Hospital General de Especialidades “Dr. Javier Buenfil Osorio”, así como el reconocimiento al Centro Estatal de Oftalmología, el Hospital General “Dr. Manuel Campos”, y el CAPASITS

San Francisco de Campeche, Campeche.- En Campeche hay 224 unidades médicas, clínicas y hospitales del sector público y privado que mantienen el estatus de Edificio Libre de Humo de Tabaco, lo que fortalece la protección de la salud de sus trabajadores y usuarios de los riesgos asociados a la exposición del humo de tabaco ambiental.

Y es que en el 2016, la Secretaría de Salud, a través del Consejo Estatal Contra las Adicciones (CECA), develó la Placa de Edificio Libre de Humo de Tabaco en 11 unidades como: Laboratorio Estatal de Salud Pública, la UNEME CAPA en el municipio de Carmen, el CISAME Campeche, la UNEME DEDICAM, el Hospital Psiquiátrico de Campeche, el Centro de Salud de Lerma, la Jurisdicción Sanitaria No. 1, el Centro Estatal de la Transfusión Sanguínea, la UNEME EC, la UNEME CAPA de Campeche y el Hospital Comunitario de Sabancuy.

Informo que en el presente año, se suman cuatro unidades más a este reconocimiento, donde se otorgó la ratificación al Hospital General de Especialidades “Dr. Javier Buenfil Osorio”, así como el reconocimiento al Centro Estatal de Oftalmología, el Hospital General “Dr. Manuel Campos”, y el CAPASITS.

Este reconocimiento se concede a cada inmueble que cumpla con los requisitos establecidos por el programa y, en su caso también la ratificación que se realiza cada tres años, como es el caso del Hospital de Especialidades, que debido al trabajo constante que realiza, mantuvo este estatus para sumarse a las acciones para la protección de la salud de la población en general.

De esta forma, la Secretaría de Salud, a través del CECA, ha establecido diversas acciones para seguir avanzando en este programa de gran beneficio para la salud de la población, a través del trabajo coordinado con la Comisión para la Protección de Riesgos Sanitarios (Copriscam).

Por esta razón, la institución mantiene la prohibición de fumar en todos los edificios públicos, como son: Edificios que albergan oficinas o dependencias del Estado, así como de sus organismos públicos autónomos; edificios en los que se prestan servicios públicos de carácter federal; así como en las unidades hospitalarias y clínicas de los sectores público, social y privado que constituyen el Sistema Nacional de Salud.

Un área de trabajo no contaminada, libre de humo de tabaco, posibilita que el ambiente de trabajo sea mejor; incrementando con esto la calidad de vida y la productividad de todos los involucrados en el centro laboral.

A corto y largo plazo, los no fumadores y fumadores al no estar expuestos al humo de tabaco tienen menor riesgo de sufrir diversas enfermedades relacionadas con el mismo, es decir, aumentan sus años de vida saludables, y disminuyen el riesgo de discapacidad.

Deja un comentario