Para Usted

(Mario Gómez y González)

chayogomezg@hotmail.com

Un hombre solo

Ni como decirlo mejor; el presidente Andrés Manuel López Obrador, a dos años de haber asumido legal y de manera súper legítima el poder político en México, se está quedando solo; con letales enemigos por doquier; con un gabinete ineficaz y que él mismo no escucha.

Con escenarios de crisis por todas partes; enfrentado y peleado con parte de los poderes fáticos de este país; con un entorno o contorno político, social y económico totalmente adverso, a escasos dos años de su asunción al cargo más relevante que todo mexicano puede aspirar; ser presidente de la República y dirigir los destinos de la nación por seis años.

No pocos mexicanos lo vieron ayer por televisión y hay coincidencias; fastidiado, sin convencimiento propio; principal actor en un escenario de trámite y por lo tanto solo le intereso salir a cumplir lo que ya estaba programado; no arropado por nadie; repitiendo a más no poder puros números y promesas, aunque con realidades totalmente contradictorias, enfrentadas e inexistentes; sin embargo, es válido decirlo; si él quiere, las cosas pueden cambiar y mejorar, pero en su diccionario, no existen los conceptos de rectificar; escuchar, reconocer y, aguas, el 2021, ya se le vino encima.

Evidentemente, ya lo hemos expresado en estos espacios, no es lo mismo ser opositor (donde fácilmente se critica todo, sin proponer nada), que llevar la batuta de un país que pareciera se le despedaza entre las manos; tomar las decisiones; cargar con la responsabilidad de ser presidente de la república.

Pareciera como que no ve la realidad del país (a lo mejor las paredes de palacio nacional son tan altas que no lo dejan asomarse hacia afuera); “sus datos”, no concuerdan con los otros datos, los de los demás; el panorama económico luce desolador, sin circulante; sin inversiones, sin apertura de fuentes de empleos, sino por el contrario, a diario nos enteramos que se cierran fuentes de trabajo; el agro, abandonado y ni qué decir del turismo; apostándole a las remesas que mexicanos a los que no se les dieron oportunidades mandan desde el extranjero y a una industria petrolera presa de una terrible crisis energética mundial.

La misma izquierda que él formo está dividida y enfrentada; peor tantito, con graves acusaciones entre ellos mismos por actos de corrupción y deshonestidad; ya quedan pocos seguidores. Atrás, muy atrás, quedaron los discursos incendiarios y explosivos que levantaban pasiones, gritos de júbilo, vivas y aplausos; hoy, reclamos, insultos, descalificaciones, rechiflas, burlas, mentadas de madre. Su partido desmotivado y cuyos miembros y simpatizantes ya no le creen y poco a poco, toman sana distancia.

No confía en su gabinete, porque el que comienza a despuntar con luz propia, lo apaga, solo Marcelo Ebrard, porque Claudia Sheibaum, esta entretenida con el covid en la ciudad de México. Enfrentado con partidos políticos y corrientes ideológicas que no comulgan con sus conceptos; sordo a las críticas; enfrentado con intelectuales, incluso de la misma izquierda.

Sus programas sociales, son apenas una “aspirina”, para tanto dolor de la pobreza y el estancamiento social en términos de desarrollo. Hay anarquismo en las calles, a través de manifestaciones donde se destruye todo lo que la turba encuentra a su paso. Las fuerzas armadas y cuerpos policiacos, agredidos y sin poder meter las manos, al menos para defenderse; tienen que aguantar y apoquinar, porque el gobierno no los apoya ni defiende; vaya ni la lengua le saca a los rijosos; los trata como “héroes”.

“Para gobernar, se requiere 99 por ciento honestidad y uno por ciento de capacidad”, dijo en una ocasión el presidente tabasqueño; lo cierto es que el panorama que viene es desastroso, con miles de desempleados; servicios públicos colapsados (salud, educación, seguridad, inversión productiva, combate a la pobreza), el FMI, ya lo dijo, 10 puntos del PNB; cero desarrollo.

Los resultados tangibles, palpables, a la vista de todos, que se sientan en el bolsillo brillan por su ausencia; es vaticinable que los enfrentamientos desde las mañaneras, van a seguir y ahora con más fuerza; nadie se va a salvar; vaya, ni las mujeres porque está comprobado que no son las consentidas y ni le interesan al Ejecutivo Federal; las pruebas están a la vista.

Y Para Usted También

** Información difundida por el prestigiado periódico “Crónica”, a través de su reportero Alejandro Páez, señala que el Presidente López Obrador, ha perdido 20 puntos en su aprobación en año y medio de gestión, cuando tenía el 59 por ciento de la aprobación; sin embargo, para Junio pasado de este mismo año, ya solo tiene el 39 por cientole reproducimos algunos párrafos del trabajo periodístico”A un año y medio de su gestión al frente del país, la aprobación del presidente Andrés Manuel López Obrador ha caído 20 puntos porcentuales desde diciembre del 2018 en que tomó posesión en el cargo y ya lo colocó en números negativos pues ahora son más los mexicanos que lo reprueban que quienes lo aprueban y la distancia es considerable, registró una encuesta de Gea-ISAEn diciembre del 2018 López Obrador contaba con el 59% de aprobación a su gestión pero a junio del 2020, ya solo tiene el 39%, es decir, perdió 20 puntos derivado sobre todo por el impacto negativo que está teniendo la crisis económica en las familiasEl manejo que ha hecho de la pandemia , la inseguridad y la percepción de que se mantiene la corrupción en su gobierno, han pegado de manera importante en la aprobación del presidente López Obrador y mantiene su tendencia decreciente por cuarto trimestre consecutivo donde ese lapso ha perdido 27 puntos””Al presentar el reporte “La gobernabilidad en tiempos de la cuarta transformación. Escenarios Políticos, en el que se analizan las expectativas ciudadanas frente al gobierno de Andrés Manuel López Obrador “, GEA-ISA asegura que en comparación con sus antecesores, Enrique Peña, Felipe Calderón y Vicente Fox, la popularidad del presidente López Obrador es la que registra menor nivel en el mismo periodo de año y medio de gestiónFox registraba 58 % en año y medio de su gobierno, Calderón 59% y Peña Nieto 45% contra el 39 % de López Obrador”Las causas de este desplome de la popularidad presidencial son varias según la encuesta: . En primer lugar, el grave deterioro de la situación económica del país y de las familias. Casi 40% de la población dice que el económico es el principal problema del país y 63% de los ciudadanos considera que la situación económica de su familia es mala o muy mal. El 58 % de la sociedad opina que la inseguridad es mayor que hace seis meses. De ellos 90% desaprueba a AMLO. Solo el 10% considera que es menor la inseguridad de seis meses para acá. En lo que fue y ha sido una de las banderas más importantes de López Obrador, como es el combate a la corrupción, cada vez se genera una percepción de que todo sigue igual o incluso ha aumentado : el 78 % de la población cree que la corrupción ha aumentado en los últimos seis meses o sigue igual. 43% de los ciudadanos piensa que la corrupción ahora es mayor que hace seis años y 35 % que sigue igual. “Nueve de cada diez mexicanos que piensan que la corrupción en el país es mayor ahora que hace seis años, desaprueban la labor de López Obrador y casi ocho de cada diez de quienes piensan que es igual, también lo desaprueban”, resume la encuesta El manejo del Covid también le ha costado en la aprobación al Presidente López Obrador pues más de la mitad (54%) desaprueba la manera como el mandatario ha manejado la crisis sanitaria. De hecho el (48%) piensa que el manejo de la pandemia en México ha sido peor que en otros países e incluso la mayor parte de la población (61%) no estuvo de acuerdo que el presidente no apoyara a las empresas para que estas conservaran los empleos. La aprobación de las políticas de seguridad y de combate a la corrupción también registran importantes caídas. Las acciones para combatir al crimen organizado que eran aprobadas por 50% en marzo, ahora solo lo hace 29%, mientras que la desaprobación creció de 42 a 57%. En los 22 años que lleva levantándose la encuesta GEA-ISA nunca 58% de la población había respondido que la situación política del país era peor que la del año pasado como registró esta encuesta del 20 de junio”*Buen fin de semanahasta el lunes Dios mediante.

Deja un comentario

Cerrar menú