Para Usted

(Mario Gómez y González)

chayogomezg@hotmail.com

En Alerta Amber funcionarios y alcaldes

La Alerta Amber fue creada por la desaparición de Amber Rene Hagerman, una niña de 9 años que fue raptada mientras montaba su bicicleta en Arlington, Texas, Estados Unidos de Norteamérica (USA).

El sistema se inició en 1996 cuando varias radio difusoras en Estados Unidos se unieron a la policía local para desarrollar un sistema de alerta con el fin de ayudar a encontrar a niños, niñas y adolescente sustraídos o raptados.

Luego entonces, La Alerta Amber es un mecanismo de búsqueda para localizar personas extraviadas que entró en funcionamiento en México en mayo de 2012 y que funciona en las primeras horas de desaparición del menor o de la persona desaparecida.

Se activa en el Ministerio Público o la Fiscalía General de Justicia, (también la Fiscalía General de la República (FGR) es la encargada de evaluar, analizar y realizar la activación de la alerta), dependencias que validan la desaparición.

Desde hace poco más o menos cuatro meses, funcionarios del gobierno estatal y los alcaldes de los ayuntamientos en Tabasco, brillan por su ausencia; como por arte de magia desaparecieron o se hicieron humo a fin de no encarar en sus áreas de trabajo y comunas respectivas, los embates y estragos que está dejando diariamente el coronavirus o covid 19.

Muchos están muertos de miedo y otros escondidos bajo la cama; empabellonados o encerrados en sus casas con más de tres candados; de ahí, que no es exageración que todos ellos estén en la Alerta Amber; hay que buscarlos, porque están desaparecidos y se teme por ellos. Pobrecitos.

Porque la pandemia del coronavirus o covid 19, no es solamente lo concerniente a la salud, sino que abarca espacios de gobernabilidad; de la economía, de la productividad, de la educación, del quehacer diario para beneficio del pueblo; en fin, todo tiene que ver con este mal; sin embargo, funcionarios estatales y alcaldes municipales, como en un partido de béisbol; “ni pichan, ni cachan, ni dejan batear”. Chulada.

De verdad, da coraje, tristeza y envidia, ver como en otros estados del país como están organizados y trabajando para enfrentar y superar los estragos de la pandemia; es notorio que hay liderazgo y que, los que tienen que hacerlo por así disponerlo el mandato constitucional, saben llevar las riendas; hay visión de organización de gobierno y de trabajo articulado entre todos.

Se dice que cada pueblo tiene el gobierno que merece y que la ciudadanía es vil reflejo de sus autoridades; no solo el pueblo hace o contribuye al desmadre, sino también sus autoridades ponen el ejemplo.

En las mañaneras, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, aparece acompañado de funcionarios de su gabinete; los convoca y llama, lo mismos que a los gobernadores estatales. La titular de la SEGOB Olga Sánchez Cordero, convoca a los mandatarios mediante reuniones virtuales, la mayoría de las veces, aprovechando los avances tecnológicos.

Pero, ¿y aquí en Tabasco?; ¿cuándo el gobierno local se ha reunido con sus funcionarios?; ¿Cuándo lo han convocado a trabajar y enfrentar, desde sus respectivas responsabilidades oficiales y administrativas, lo de la pandemia?; ¿cuándo han convocado a reuniones con los 17 alcaldes?; ¿cuándo el secretario de gobierno Marcos Rosendo Medina Filigrana, se ha reunido con los presidentes municipales?, ¿con los miembros del gabinete estatal, del cual él es el jefe, por ser el número “2”, en la estructura de mando?, ¿Cuándo, la titular de Salud, Silvia Roldán Fernández, se ha reunido con los presidentes municipales o con los titulares de salud de cada ayuntamiento?

Si mal no recordamos, creo que un alcalde alcanzó a decir tímidamente que, no los convocan, ni los invitan; vaya, ni los toman en cuenta; por eso, cada quien hace lo que se le venga en gana y toman decisiones a la buena de Dios, arriesgándose a que les pase lo que al alcalde de Jonuta, el perredista Tito Filigrana, que decidió encerrar a su pueblo para protegerlo, y le acomodaron una madriza de pronósticos reservados, comenzando por el diputado Rafael Elías Sánchez Cabrales.

No hay pues, ni convocatoria ni convencimiento para realizar un trabajo conjunto a favor de los ciudadanos; el que se sale del script o se brinca las trancas, lo acosan, amenazan y madrean; por ello, la idea generalizada del desmadre que hay en Tabasco, no hay brújula, ni hilo conductor del trabajo y de los esfuerzos.

Fíjese usted; a dos meses y medio de que se presenten las fiestas patrias, el gobierno de Nuevo León, ya suspendió en todos sus municipios las festividades y ceremonias por el Grito de Independencia; visión de organización y de gobierno. Aquí en Tabasco, los alcaldes ya están contratando a los grupos musicales, artistas y bandas para las verbenas y, ¿saben por qué?, pues porque ahí está el negocio de muchos millones de pesos que van directo a sus bolsillos. ¿A poco no?

Y Para Usted También

En su noticiero de ayer miércoles por la noche en Imagen Televisión, el periodista Ciro Gómez Leyva, se preguntó, ¿Cuál es el miedo que le tienen los gobernadores de Morena, al Presidente Andrés Manuel López Obrador?porque cuando están ante su presencia se quitan el cubre boca o de plano no lo usan; pero eso sí, cuando no está con él o están solos en sus feudos respectivos, ahí se lo ponenGómez Leyva, mostró imágenes de la gobernadora de la ciudad de México Claudia Sheimbaum y el de Puebla Miguel Barbosa, quien dicho sea de paso, ya sintió el desplante presidencial de AMLOlos gobernadores de Morena, saben que llegaron por Andrés Manuel, y que si caen de su gracia, pueden perderlo todo, incluso, ser removidos de sus cargos; y es que el oriundo de Macuspana, dicen los que lo conocen bien, es muy vengativo; por eso el miedo a no contrariarlo, ni contradecirlo; hacer todo lo que él les ordene, bajo el disfraz de la “respetuosa sugerencia”; no hacer nada, que no les autoricebuen fin de semananos leemos el lunes Dios mediante.

Deja un comentario

Cerrar menú