Para Usted

[Mario Gómez y González]
chayogomezg@hotmail.com
Nunca segundas partes fueron buenas
La expresión “ir en contra de la historia”, expresa, hay que reconocerlo, la sorpresa de ver que algunas personas optan por modos de pensar y de vivir que para otros estarían “superados”.
la reelección es un tremendo error. Es preferible que sólo se gobierne una vez. Puede parecer inconveniente negarle a la mayoría de los electores lo que supuestamente prefieren, pero hay que entender que una república constitucional no es exactamente una democracia electoral mayoritaria.
La república constitucional es una estructura política hecha de reglas e instituciones encaminadas a preservar los derechos individuales.
Es preferible, dicen algunos historiadores y politólogos, que los presidentes ejerzan su cargo por una sola vez en la vida, sin posibilidades de ser reelectos, como sucede, por ejemplo, en México.
La no reelección impide el surgimiento de los caudillos. La no reelección obliga a quien ocupe la presidencia a hacerlo lo mejor posible porque no tendrá otra oportunidad de corregir sus errores. La no reelección facilita un tipo de gobierno en el que el mandatario no tiene que hacer concesiones indebidas porque no necesitará la ayuda de nadie para mantenerse más tiempo en el poder.
La idea de que un solo mandato no alcanza para desarrollar un programa de gobierno es absurda. Siempre se ocupa la presidencia a medio camino y se entrega a medio camino, porque gobernar es dirigir un barco que salió a navegar hace mucho tiempo, y seguirá navegando después de que el capitán del barco, o sea el presidente, lo abandone y le entregue el mando al sucesor.
La continuidad que necesitan las sociedades no es la de las personas, sino la de las instituciones y los planes de gobierno. Las repúblicas constitucionales ideales, las que mejor funcionan, son aquellas en las que las personas que las dirigen son mucho menos importantes que las instituciones y las leyes que las rigen. La sabiduría popular suele afirmarlo: nunca segundas partes fueron buenas.
Es cierto. En Morena, tienen que poner en orden la casa, su casa; y evitar este tipo de declaraciones como las del legislador local y representante popular Charly Valentino Vera. En verdad, es una pena lo que está sucediendo en el Congreso de Tabasco; una baja calidad legislativa y de una verdadera representación política.
Es urgente pues una verdadera, real, auténtica y profunda revisión; pero en especial, un replanteamiento de las formas como el partido en el poder ejerce el gobierno y las formas de hacer política en una sociedad moderna que exige resultados y menos discursos.
Lo de Charly Valentino, que ya es nota nacional, debe ser una llamada de atención y para la acción inmediata. Por principio de cuentas, ya la lideresa de la bancada Beatríz Milland, habló de un reglamento interno para los legisladores de este partido.
El gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, no pudo ocultar su desacuerdo y pidió públicamente al representante popular pedir disculpas en la máxima tribuna del estado por sus desafortunadas declaraciones, que a todos los de Morena, afectan, desnudan y arrastran.
También es cierto; si el gobierno presidencial de Morena, en la persona de Andrés Manuel López Obrador, hace bien las cosas, la sociedad mexicana en general les refrendará su confianza en los próximos comicios electorales; especialmente en los del 2024 y podrían repetir como partido en el poder ejecutivo federal.
Lo mismo va a ocurrir en Tabasco. Si la administración de Adán Augusto López Hernández, entrega cuanto antes resultados tangibles que impacten en el desarrollo de la entidad y en el bienestar de los tabasqueños, pues es obvio que la población le reiterará su confianza y a través del voto, lo mantendrán, a Morena en el poder. De lo contrario, no habrá para más.

Y Para Usted También

** El dirigente estatal del PRI, Pedro Gutiérrez, volvió a poner el dedo en la llaga cuando, en el marco del paquete económico versus estatal (presupuesto público 2020), demandó que deberá privilegiar rubros importantes como educación, combate a la pobreza, salud, empleo y seguridad, y no desviar estos recursos para programas sociales clientelares, rumbo a los procesos comiciales del 201 y el 2024dijo que se debe de impulsar el desarrollo, mediante el combate a la pobreza, ya que en Tabasco, más del 50 por ciento de sus 2 millones 400 mil habitantes, están inmersos en ella, por lo que el PRI tabasqueño, estará muy atento cuando se haga oficial el presupuesto a ejercer el año entrantefue todo por hoy**hasta mañana Dios mediante.

Deja un comentario