Sin Rodeos

[Por Fernando Hernández Gómez]
fdohernandezg@hotmail.com
Armados hasta los dientes
Las corporaciones de seguridad públicas en Tabasco fueron equipadas y armadas hasta los dientes para hacer frente al que es, hoy por hoy, el problema que más aqueja a los tabasqueños: la inseguridad.
‘A grandes males, grandes remedios’, reza el refrán. Y ésta fue la decisión asumida por el régimen de Adán Augusto López Hernández para dar resultados eficaces en el combate a la alta incidencia delictiva.
Había fijado el mandatario estatal el cierre del primer semestre de su periodo sexenal como el plazo fatal para comenzar a palpar una mejoría en la seguridad pública. Se redujeron muchos indicadores, pero no cesaron los homicidios.
Antes de esa fecha decidió cambiar al titular de la Secretaría de Seguridad y Participación Ciudadana (SSPC). Nombró a Ángel Mario Balcázar Martínez en lugar de Jorge Alberto Aguirre Carbajal, a quien se encontró acomodo en el Poder Judicial por sus conocimientos en el sistema penal acusatorio.
A Balcázar Martínez –un reputado abogado y notario público, que ha sido procurador general del Estado y que desde el inicio de esta administración se desempeñaba como subsecretario de Gobierno– le tocó emprender la nueva etapa al frente de la institución estatal responsable de brindar protección a la población, y lo hará en mejores condiciones materiales que su antecesor.
Lo visto el lunes 10 con los primeros rayos del sol –una enorme fila de 188 vehículos nuevos colocados sobre la avenida Gregorio Méndez– fue una gran demostración pública de que la SSPC está bien equipada para cumplir sus tareas, y que la seguridad de los tabasqueños es la prioridad número para el gobierno de Adán Augusto López y lo evidencia invirtiendo de 235.6 millones de pesos en la adquisición de nuevas patrullas.
“Esta entrega de vehículos y de equipos forma parte del inicio de una nueva etapa, de un nuevo ciclo en la Secretaría de Seguridad. Son tiempos de ir mejorando, perfeccionando nuestras estrategias para ganarle la batalla a la inseguridad que es el principal problema que aqueja a los tabasqueños”, patentizó el gobernador luego de pasar revista a las nuevas unidades junto al presidente de Tribunal Superior de Justicia, Enrique Priego Oropeza; el fiscal general del Estado, Jaime Lastra Bastar; el secretario de Gobierno, Marcos Rosendo Medina Filigrana, y el titular de la SSPC, Ángel Mario Balcázar.
La inseguridad pública –reflejada con delitos que atentan contra la integridad y patrimonio de la ciudadanía (homicidios, secuestros y robos en todas sus modalidades)– alcanzó niveles alarmantes que obligó a muchos a cambiar de residencia o permanecer enclaustrados en sus hogares. Incluso, algunas zonas de la entidad o sectores de la capital se volvieron zona de riesgo.
Era apremiante devolverle la tranquilidad a los tabasqueños. Lo comprometió desde su campaña López Hernández. Lo refrendó al asumir la gubernatura. Y fijó un plazo para que comenzaran a percibirse los resultados: los primeros seis meses. Con Aguirre Carbajal las cosas no marcharon al ritmo deseado y fue necesario un cambio de estrategia y de estratega, un golpe de timón.
No se trata sólo de abatir la alta incidencia delictiva que nos tiene como una de las entidades más inseguras del país, sino de generar condiciones de seguridad para los tiempos que vienen, con la arribazón de inversiones federales y privadas en el sector petrolero y las agroindustrias.
Tabasco ésta urgido de recuperar la confianza de los inversionistas. De ello está consciente el jefe del Ejecutivo estatal, quien ha advertido que “si no somos capaces de garantizar la seguridad a nuestros conciudadanos, no podemos ir generando las condiciones para que haya desarrollo económico, para que haya generación de empleo en el estado”.
La lucha contra la delincuencia se seguirá dando en estrecha colaboración de los tres órdenes de gobierno, y requerirá la participación de la sociedad. La estrategia viene acompañada con la modernización del C4 y su migración a un C5, desde donde se dirigirán acciones de inteligencia y reacción inmediata ante embates de los criminales, así como de la creación de la Fuerza Civil en Centro, cuyos efectivos están preparándose en la Academia de Policía del estado.
¿Habrá un nuevo plazo? De esto habló el nuevo titular de la SSPC. “No podemos poner una fecha, porque estamos comenzando y esto es una nueva estrategia”, asentó Ángel Mario Balcázar. Y subrayó: “El trabajo es día a día”.
Quizá no sea de fechas fatales la nueva estrategia, pero urgen resultados.
AL GRANO
ADÁN AUGUSTO LÓPEZ declaró que no tiene problemas con Andrés Granier Melo, ni con su regreso a la entidad tras su encarcelamiento de cinco años… Empero, no compartió con aseveraciones del ex gobernador sobre las condiciones en que dejó al estado al final de su sexenio en 2012… “Yo creo que fue un momento de problemas financieros graves. Escuché que dejó 700 millones para proveedores, pero los recibieron a las cuatro de la tarde el 31 de diciembre, así que puede no ser preciso de que dejó para pagar a proveedores. Había emergencia en el sector salud, filas de proveedores reclamando sus pagos. Así entregó la administración Granier. Han hecho de todo con el presupuesto de Tabasco”, sentenció… Con decir que todavía hay pasivos no cubiertos…

Deja un comentario