Sin Rodeos

[Por Fernando Hernández Gómez]
fdohernandezg@hotmail.com
¿Consulta para todo?
A raíz de que el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador convocó a consulta para que los ciudadanos de todo el país opinaran sobre cuál debe ser la solución aeroportuaria a los problemas de agotamiento que enfrenta la actual terminal aérea Benito Juárez de la capital mexicana, pareciera que se quiere imponer una moda para que, en cualquier decisión de gobierno en torno a obra o políticas públicas, se someta a la voluntad popular.
Somos un país democrático, de leyes que definen qué hacer en torno a la consulta ciudadana y quiénes deben organizarlas, y también, que determinan cuáles son las facultades de cada poder y orden de gobierno, para que en ese marco de atribuciones tomen las decisiones que mejor convengan.
Los gobernantes están –deben estarlo– preparados para asumir decisiones y, también, responsabilidades cuando esas determinaciones son erróneas, fracasan e, incluso, atentan contra la voluntad mayoritaria.
No todo debe consultársele al pueblo; para eso existe la representación popular. Si así fuera, nuestros congresos federal y estatal, así como los cabildos municipales serían, simplemente, innecesarios.
Abordamos el tema porque el senador del PRD, Juan Manuel Fócil Pérez, sugirió realizar una consulta para que los tabasqueños decidan si están de acuerdo o no, en la contratación del empréstito de seis mil millones de pesos que ha planteado el gobernador electo, Adán Augusto López Hernández.
“Yo no estoy de acuerdo en que se endeude el estado y hago un llamado de atención para que se pongan en orden nuestras finanzas. Lo lamentable es que antes que entren, le están pidiendo al gobernador en funciones, que por favor pida el dinero prestado para que él se lo gaste el próximo año. Para endeudar al estado o al país es para lo que sí hay que hacer consulta, para que la ciudadanía opine y frene cosas que nos perjudican en nuestro futuro económico”, señaló el legislador perredista.
El mandatario electo hizo puntualizaciones en torno a dicho planteamiento. Dijo Adán López: “La deuda pública que es de alrededor de seis mil 300 millones de pesos es manejable; es de las más bajas del país. Por eso nosotros hemos anunciado que habrá obra pública y que la vamos a financiar con el empréstito que vamos a contratar. Nosotros vamos a actuar con responsabilidad, por eso yo hablaba de una cantidad cercana a los seis mil 800 millones de pesos, que es la capacidad de endeudamiento que el estado tiene”.
Habrá que conocer el desglose y valor de las acciones que pretende realizar el próximo gobernador, para poder emitir un juicio no tanto a si debe consultarse a la gente si avala el empréstito, sino en cuanto a la conveniencia de tramitarlo con prontitud, porque podría tratarse de obras que le urgen a Tabasco, ya sea para atender graves carencias o generar condiciones de competitividad, con nueva infraestructura, ante las inversiones federales que se vienen en materia energética, y no se tenga capacidad presupuestal para hacerlas.
No creemos que, con las expectativas generadas en torno al primer gobierno emanado de Morena y con la carga sobre sus espaldas de la confianza que ha puesto en él López Obrador, Adán Augusto López quiera arriesgar su capital político haciendo obras faraónicas o darle mal uso al dinero público.
Por ello insistimos en que estamos muy de acuerdo en que se consulte al pueblo para la toma de decisiones que tienen que ver con la atención-solución a sus asuntos presentes y la construcción de condiciones para un futuro mejor.
Somos de la opinión que al ciudadano en general debe preguntársele sobre asuntos que le sean comunes o que tenga mínimas nociones sobre de lo que se trata; digamos, por ejemplo, los temas de la despenalización del aborto, la pena de muerte, la legalización de las drogas, o la construcción de ciclovías para situarnos en la realidad tabasqueña, pero hay decisiones en términos de desarrollo económico, competitividad internacional, asuntos financieros y otros, que requieren opinión de expertos o de los entes que deben asumirlas.
SE QUEDAN LAS ‘CABEZAS’
Sí que generó polémica el adelanto que dio el delegado del INAH, Juan Antonio Ferrer Aguilar, de que ante el grave deterioro que han sufrido las piezas olmecas, se considera moverlas a un sitio donde se les resguarde de la intemperie, y ante esa posibilidad se ubicó un predio en el Yumká que reúne las características para reubicarlas en un nuevo parque-museo pero techado.
‘Si quieren reubicarlas, que lo sometan a consulta ciudadana’, ‘Para qué moverlas, si a La Venta va muy poca gente, al Yumká nadie irá por lo lejos de la ciudad’, ‘No que habrá austeridad republicana, entonces, ¿para qué gastarán 200 millones de pesos…?’, fueron comentarios y preguntas que llovieron al WhatsApp y en las demás redes sociales donde circula Sin Rodeos.
Una fuente al más alto nivel en el INAH me ha comentado que la reubicación al Yumká es solamente una opción; digamos, un plan B, porque lo más viable, sobre todo en términos de disponibilidad de recursos –reubicarlas costaría 200 millones de pesos– es dejarlas donde están: el parque-museo La Venta, que deberá adaptarse para proteger a las 33 piezas y figuras olmecas, patrimonio de los tabasqueños y de todos los mexicanos.
AL GRANO
NAVARRETE PRIDA, con Núñez… Con la representación del Presidente Enrique Peña Nieto, vendrá al VI Informe de Arturo Núñez Jiménez, el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida… El evento político donde dará su último informe Arturo Núñez será el domingo 11, antes del mediodía, en el centro de convenciones Tabasco 2000…
METIDO A FONDO en el tema de la seguridad, el gobernador electo, Adán Augusto López se reunió el martes 6 con los integrantes de la Mesa de Seguridad y Justicia de Villahermosa, un grupo de análisis conformado por ciudadanos con visión crítica, con quienes analizó las acciones que se implementarán en su gobierno para el combate de la inseguridad… Le acompañó a la reunión el notario público Jesús Antonio Piña Gutiérrez…

Deja un comentario