Sin Rodeos

[Por Fernando Hernández Gómez]

fdohernandezg@hotmail.com

Tabasco: Diez años, tres crisis

En los últimos diez años, Tabasco ha sido golpeado por tres crisis de terribles consecuencias para los tabasqueños: 1) la inundación de 2007, 2) el caos financiero-administrativo de la administración estatal pasada que amenazaba colapsar la marcha del gobierno en 2012, y 3) la hecatombe petrolera de 2015-2016, que agravó problemas sociales como el desempleo que en su momento más álgido afectó a ocho de cada 100 trabajadores, y la inseguridad pública reflejada en elevados índices de incidencia delictiva.

Al gobierno de Arturo Núñez Jiménez –que está por ajustar cinco años– tocó enfrentar las dos últimas crisis. Primero debió entrarle al desorden que le heredó el granierato: arcas estatales vacías, elevadísima deuda de corto plazo, servicios públicos a punto de colapsarse e infraestructura sin recibir mantenimiento todo el sexenio.

Apenas se iba enderezando el barco cuando la estrepitosa caída en los precios internacionales del petróleo –a mitad de sexenio– generó un tsunami de despidos en Pemex y en las empresas que le proveían insumos y brindaban servicios, muchas de las cuales debieron bajar cortinas y lanzar a la calle a sus trabajadores. Se estima que tan solo en Tabasco hubo 70 mil despidos.

Los especialistas consideran que los efectos de la debacle petrolera superaron, con mucho, a los de la gran inundación del 2007, cuando los tabasqueños perdieron sus bienes pero no empleos permanentes, ni capacidad de compra. Ahora se cayeron las inversiones públicas y privadas, y las fuentes de trabajo no han crecido más que un punto porcentual. En abril de este año fue el mejor momento, cuando el desempleo bajó a 6.9 por ciento, aunque el estado no ha dejado de ocupar el primer sitio nacional en este rubro.

“De mayo a julio ya no perdimos empleos. Se remontaron mil 20 empleos. Pasamos de 161 mil, a 162 mil 20 empleos”, precisó el delegado de Infonavit, Nicolás Bellizia Aboaf. (Telerreportaje, 10Oct.2017)

La calificadora Moody’s, en su reporte del 27 de septiembre sobre la calidad crediticia del estado, señala que la economía de Tabasco se ha contraído frente a una menor actividad en el sector petrolero, y bajó del 58.7 por ciento en 2014 al 17.4 del PIB nacional en 2015, lo cual, a su vez, afecta su nivel de participaciones, que podrían disminuir 10 por ciento en 2017.

A su vez, la agencia Fitch Rating, en su evaluación del 11 de octubre, apunta que la dependencia económica elevada hacia el sector energético ha mermado el desempeño económico e impactado el desempeño financiero del estado. Las actividades mineras comprenden 84 por ciento del PIB estatal; por ello, el resto de la economía local muestra una concentración de dependencia alta hacia la industria petrolera, remarca la agencia que en su nota le concedió una ‘perspectiva estable’ a las finanzas gubernamentales.

El secretario de Finanzas, Amet Ramos Troconis afirmó que la buena marcha financiera no se detendrá ni con las elecciones del 2018. El funcionario garantizó (27 de octubre) que de cara a la transición gubernamental del año entrante, se mantendrán estrictos mecanismos de disciplina y austeridad para garantizar una entrega con orden, transparencia y disciplina financiera.

Aseguró que Tabasco está ubicado dentro de los diez estados con las finanzas públicas más sanas del país, resultado de un manejo escrupuloso del gasto y medidas de austeridad implementadas desde hace casi cinco años.

A la estabilidad financiera habrá que agregar otro ingrediente de la gobernabilidad: el orden público que se ha mantenido a base de diálogo con todos los sectores y ciudadanos, y la vigencia del estado de derecho.

El secretario de Gobierno, Gustavo Rosario Torres aseguró que el de Núñez Jiménez ha sido un gobierno responsable, que no se ha caracterizado por la dilapidación de recursos, ni la desorganización. “Nosotros lo que estamos haciendo es garantizando la tranquilidad, la estabilidad para la gobernabilidad. Nadie puede decir que en Tabasco no hay estabilidad política y social o que no hay gobernabilidad”, remarcó. (Telerreportaje, 31Oct.2017)

Gobernar siempre fue una tarea compleja y retadora, pero en estos tiempos que se conjugan problemas económicos, “se ha vuelto un deporte extremo”, dijo Arturo Núñez parafraseando a su homólogo morelense Graco Ramírez, en entrevista con Pepe Cárdenas. (Grupo Fórmula, 08Nov.2017)

Considera como uno de sus grandes desafíos, reducir una alta incidencia delictiva que ha tenido a la población en zozobra. “No hemos estado con los brazos cruzados; estamos empeñados en seguir trabajando hasta el último momento de nuestra gestión, hasta el último esfuerzo posible para que no se nos deteriore más la situación delictiva de Tabasco”, aseveró el mandatario que este domingo 12 rendirá su Quinto Informe.

AL GRANO

EN VÍSPERA del momento de rendir cuentas del quinto año de su mandato, Arturo Núñez continuó entregando obras… Ayer, el gobernador inauguró las nuevas instalaciones de la Dirección del Archivo General de Notarías y atestiguó la firma del convenio para la instalación de módulos del Registro Civil en ocho hospitales públicos de Cárdenas, Centla, Centro, Cunduacán, Huimanguillo, Paraíso y Teapa, para la expedición de actas de nacimiento, con lo que trámites para el asentamiento de recién nacidos que antes duraban días ahora podrán resolverse en cuestión de minutos, afirmó el secretario de Gobierno, Gustavo Rosario… Con esto –enfatizó el mandatario– se garantiza el derecho de los recién nacidos a una identidad oficial…

Deja un comentario