Reactiva el ‘Juan Graham’ programa de cirugías

[Redacción]
El plan de rescate del sector salud implementado por el gobernador Adán Augusto López Hernández, ha permitido contar con los insumos, equipos y medicamentos para la realización de las intervenciones quirúrgicas retrasadas por la crisis hospitalaria
Villahermosa, Tabasco.- Gracias al plan de rescate del sector salud impulsado por el gobernador Adán Augusto López Hernández, se logró la reactivación del programa de cirugías del Hospital de Alta Especialidad “Juan Graham Casasús”, el cual debido a la crisis hospitalaria presentaba retrasos, informó su director Víctor Manuel Narváez Osorio.
En entrevista el galeno detalló que actualmente se están realizando en promedio mensual 400 intervenciones médicas de diversos padecimientos, y recordó que en diciembre de 2018, debido a la falta de insumos, equipos y medicamentos se realizaron sólo 112 cirugías.
“Hace más o menos dos meses tuvimos un Urotón, que fue un día dedicado a hacer cirugías urológicas pequeñas, y se lograron atender a 25 pacientes, gracias al trabajo altruista y voluntario de los médicos, enfermeras, trabajadoras sociales y personal en general, que llegaron a laborar en sábado para poder sacar este trabajo”, puntualizó.
Reconoció que hay un déficit en Tabasco de especialistas de esta área médica, por lo que el Centro de Urología del nosocomio sólo cuenta con tres médicos. “El problema no es el recurso para la plaza, es que no hemos podido convencer a otros urólogos que se contraten en el hospital”.
Dijo que también se reactivaron con apoyo de la fundación del doctor Antonio Osuna los trasplantes de córneas y también se retomaron las cirugías de corazón abierto y revascularización.
“Llevamos más o menos en este momento ya 100 cateterismo cardiaco, donde prácticamente al 90 por ciento de estos pacientes se les ha otorgado todo, no sólo es hacerle el cateterismo diagnóstico sino el cateterismo terapéutico, exponerle su estén, es resolverle el problema la paciente, es algo que también estaba parado”, destacó.
Narváez Osorio señaló que se está trabajando para que a más tardar en febrero de 2020 no se tenga rezago en las operaciones programadas para que los pacientes no tengan que esperar dos o tres meses para ser intervenidos.
Recordó que debido a la falta de personal y recursos para su operación, administraciones pasadas cerraron algunas áreas del hospital, las cuales por instrucción del gobernador se irán reabriendo de manera paulatina para otorgar un servicio de calidad a los tabasqueños.
“En este momento tenemos una capacidad de 132 camas. La capacidad total del hospital es de 204 camas, pero por circunstancias diversas desde el 2007 cerraron el primer módulo, en el 2010 cerraron otro módulo de 26 camas; en el 2018 cerraron 24 camas más y el hospital se quedó en 132”, aclaró.
Precisó que a excepción del tomógrafo, el equipo de alta tecnología del hospital se encuentra funcionado al 100 por ciento y que el tomógrafo, el acelerador lineal, la máquina de litotricia, de urología, que son esenciales, recibe su mantenimiento de manera periódica.
“En este momento está funcionando todo a excepción del tomógrafo simulador de 16 cortes que es lo único que está fuera de servicio por mantenimiento de Phillips que lo tiene a su cargo”, explicó.
Abasto de medicamentos al 70 por ciento
Comentó que actualmente las recetas médicas expedidas por los especialistas del hospital tienen un surtimiento del 70 por ciento, y que la falta de algunas claves depende en muchas ocasiones de que los proveedores no las entregan en tiempo y forma.
“Por ejemplo, la semana pasada fue una etapa difícil para nosotros en cuanto a medicamentos oncológicos, porque tuvimos una baja en el surtimiento. A partir del lunes y martes empezamos a recibir nuevamente las claves faltantes, y hoy te diría que ya tenemos nuevamente -más o menos- entre el 80 y 90 por ciento de lo que se necesita para la quimioterapia de nuestros pacientes”, añadió.
Narváez Osorio, explicó que de cada 10 medicinas que son prescritas por los médicos en la consulta externa del nosocomio, se surten en promedio ocho o nueve. “Uno o dos los tiene que conseguir el paciente porque son medicamentos que muchas veces se salen del uso cotidiano”, aclaró.

Deja un comentario