Sin Rodeos

[Por Fernando Hernández Gómez]
fdohernandezg@hotmail.com
Adán: ordenar y encauzar
Claro que es muy apresurado querer evaluar a un gobierno con su desempeño de tan sólo cien días, y más querer ver resultados o mejorías respecto de problemas que han prevalecido más de una década –como inseguridad, desempleo, deficiencias y caos en salud, mala calidad de la enseñanza, y crisis en sectores productivos–, y que se atienden con un presupuesto muy limitado.
Hace cien días se estableció en Tabasco el primer régimen morenista encabezado por Adán Augusto López Hernández, y sus adversarios –a los que apabulló en las urnas– se han asomado para cuestionarle que sigan existiendo los problemas que permanecen desde la larga época priista y que no pudieron resolverse en el único sexenio perredista.
Aunque consideró “un absurdo” querer evaluar en tan corto tiempo, el mandatario tabasqueño hizo ayer un ejercicio de lo que han sido estos cien días tras haber recibido un estado con crisis financiera, con infraestructura cayéndose y con graves problemas sociales.
“Yo creo que las cosas van caminando bien. Todavía es muy pronto para dar resultados en temas como la inseguridad”, le dijo el gobernador a Emmanuel Sibilla Oropesa, con quien conversó en el programa Telerreportaje.
Adelantó que en un mes y medio entregará patrullas y equipamiento a las corporaciones de seguridad: 85 pick ups, 40 moto-patrullas, 18 vehículos sedán y 20 patrullas tipo interceptor; a la Policía Estatal de Caminos la equipará con16 patrullas y ocho grúas tipo rampa.
“Una vez que tengamos eso viene una estrategia de sectorización y cuadrantes en Centro, aunque ahora estamos trabajando con fuerzas federales en Gaviotas, en La Manga, en los puntos con mayor incidencia. Estamos estableciendo un operativo con bancos. Estamos planteando una Fuerza Civil que ha dado éxitos en Monterrey; hay una generación de 200 elementos que van a egresar de la Academia de Policía. La idea es que se presente esa Fuerza Civil en dos meses, o dos meses y medio”, expuso.
Su gestión no ha estado exenta de guerra sucia. Manifestó López Hernández que hay “agentes externos interesados, por un asunto político, en sembrar desestabilización, pero estoy dedicado a otro tipo de cosas”. Y enfatizó: “Sí, vamos cumpliendo con lo que ofrecimos; sí, vamos revirtiendo la inseguridad. Yo sostengo que hemos dado resultados porque hay índices delictivos que han disminuido, como hay otros como el homicidio culposo que han aumentado. El secuestro, aunque no coincidamos con el Secretariado (del Sistema Nacional de Seguridad Pública), ha disminuido en el estado. Ha disminuido el abigeato. Ha aumentado el robo a casa-habitación. Claro, nosotros no estamos maquillando las cifras. Se informó de que, más o menos, 15 mil o 17 mil averiguaciones no fueron reportadas (en el gobierno anterior, por la Fiscalía General del Estado)”.
Sin recurrir aún al endeudamiento que se había manejado como una posibilidad para realizar obras de infraestructura, el mandatario tabasqueño anunció que con medidas de austeridad y reorientando el gasto público se ha dispuesto de fondos para arrancar, en mayo, el primer paquete de obras públicas de su administración.
“El mes próximo iniciará la obra pública por el orden de los mil 268 millones de pesos en diversos proyectos, que van desde la rehabilitación de la planta potabilizadora El Mango, invertir en vialidades, iniciar la sustitución de semáforos, infraestructura deportiva, el mantenimiento a escuelas, la construcción del distribuidor vial de Guayabal. Va a haber preferencia a constructores tabasqueños. Vamos a tratar de que le toque a todos”, aseveró.
Con lo que sí cuenta el gobierno de Adán López es con el respaldo del Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha venido a Tabasco en cinco ocasiones –tres específicamente estos primeros cien días para arrancar programas de índole social y productiva–, y le ha patentizado su confianza y respaldo al gobierno tabasqueño.
“En el caso de Tabasco, no tenemos ninguna queja; el gobierno federal ha venido proveyendo nuestras participaciones en tiempo y forma. La gente debe entender que el inicio de una administración es complicado”, apuntó.
El rescate social y recuperación económica del estado comenzó con meter orden al caos heredado. “Ordenamos el sector salud. Estoy en condiciones de informar que ya se solucionó el añejo problema del agua potable en el Hospital de la Mujer y en el del Niño, que no tenían agua potable durante años, trabajaban a base de pipas. Desde la semana pasada se terminó con la obra”, presumió.
Es muy pronto para exigirle resultados a quien recién asumió el encargo y que sabe que hay grandes expectativas en torno a su gestión, para que Tabasco salga de una larga crisis, para que se resuelvan añejas problemáticas como la resistencia civil de los deudores de CFE y las deficiencias de servicios públicos, pero también para que se emprendan políticas efectivas para los grandes males, como la inseguridad, el desempleo y la corrupción. El barco está encauzado hacia una nueva ruta; hay que darle el voto de confianza al mandatario. Al cabo de un año ya podrá decirse si va bien, o…
AL GRANO
GRANDES EXPECTATIVAS en el Club Olmecas… La afición tabasqueña quiere, desea, exige que su equipo de béisbol llegue esta vez a los playoff… ¿Podrán?

Deja un comentario