Para Usted

[Mario Gómez y González]
chayogomezg@hotmail.com
Recuperar línea de mando
En una estructura gubernamental (federal, estatal o municipal), la cadena o línea de mando se refiere a la jerarquía de relaciones de dependencia del personal, desde la parte inferior hasta los mandos superiores: La línea o cadena de mando no sólo establece la jerarquía de responsabilidad de gestión o de rendición de cuentas, sino que también las líneas de autoridad y el poder de toma de decisiones, en este caso, de la institución.
Una cadena o línea de mando apropiada asegura que cada tarea, cada puesto de trabajo y cada departamento o área, tienen una persona que asume la responsabilidad del desempeño de ellas. La cadena o línea de mando no se establece por accidente; El titular de la dependencia (Secretario, Director o coordinador), se debe encargar, desde el inicio, de crear una estructura que garantice el cumplimiento de los objetivos y de que, en este particular caso al que nos referiremos ahora, marche de manera adecuada y eficiente.
Lamentablemente, en la Secretaría de Salud estatal, pareciera que la línea o estructura de mando no existe, está rota o rebasada, con las consabidas fallas, retrasos y omisiones, que obstaculizan el desempeño de la agenda gubernamental en el rubro de la salud, tan importante este renglón, para el desarrollo y el bienestar de los tabasqueños, ya que la salud es materia prioritaria para el Mandatario Adán Augusto López Hernández, dado el estado en que le dejaron la Secretaría de Salud, el gobierno de Arturo Núñez Jiménez. Hay que recuperarla de inmediato, porque si no…
De entrada, en la mencionada dependencia, interactúan y conviven tres grupos de poder; obviamente el de su titular Silvia Roldán, quien trata de enderezar el barco al ser la cabeza visible del sector y con quien tiene que acordar en directo quien manda en Tabasco; el del subsecretario Leopoldo Gastelum Fernández; y el del director administrativo Manuel Marcué Díaz. Las huestes de Gastelum Fernández y de Marcué Díaz, zancadillean a más no poder a la doctora Roldán, no acatando sus órdenes o retardándolas, a fin de que sea ella, quien quede mal.
“Con estas divisiones en su terreno, es muy difícil pedirle buenas cuentas y resultados a la doctora Roldán”, nos confió una fuente de la dependencia a quienes consultamos; quien dé paso nos dio una información importante. Se dice en los pasillos de la Secretaría de Salud, que el verdadero mando en el sector es el sinaloense Leopoldo Gastelum Fernández, quien ocupa dos plazas de médico especialista; aparte de la de confianza como Subsecretario, ya que es Presidente de la Asociación de Médicos en Salud Pública, “repartiendo el pastel” con todos sus agremiados, pues los ha colocado como Directores de Centros de Salud y Jefes Jurisdicciones sanitarias.
Prueba de lo anterior es lo que sucede en el Hospital Juan Graham Casasús, ya que en la administración del nosocomio despacha Gilberto Martínez; mismo que en el gobierno anterior habían cesado por nocivo y mal elemento, ya que maltrataba a la base trabajadora. Por cierto, en el jurídico de la Secretaría se encuentra su expediente con todas sus “gracias” documentadas.
Finalmente, le toca el turno de pasar al pizarrón al Director Administrativo de la Secretaría, Manuel Marcué Díaz, mismo que le fue impuesto a chaleco a la doctora Roldán, por lo que se ha venido caracterizando por no hace caso de las instrucciones de la Secretaria, bajo el argumento de que el viene de la ciudad de México, por órdenes, asegura él mismo, de ya saben quién.
En efecto, Manuel Marcué Díaz, trajo consigo un “equipo” integrado por ocho o diez personas, haciendo y deshaciendo a su antojo en la dependencia; pese a que, recientemente, se quejó amargamente que el ex secretario de la desaparecida Sernapam y ahora legislador local del PRD Ricardo Fitz, le “enjaretó” a Isabel Padrón, esposa de Ernesto Ortiz Catalá, vicecoordinador de la bancada de Morena en el congreso estatal; además de Martha Beatriz Couhou Ku, Claudia Bojórquez y Pedro Luis Bonilla; “no me dejan trabajar a gusto”, dicen que dijo.

Y Para Usted También** ”Por supuesto que le tomo la palabra a mi amigo el Gobernador del Estado, Adán Augusto López Hernández, para hacer equipo por Tabasco juntos, eso es lo más importante”, dijo, en Telereportaje, Soraya Pérez Munguía, legisladora federal de Tabasco, e insistió en hacer equipo juntos, para poder informar correctamente a la ciudadanía, porque la bandera en estos tiempos debe ser la transparencia y la rendición de cuentases hora de que la transparencia no solo forme parte de un discurso político, de una bandera mediática sino que tiene que formar parte institucional de nuestro quehacer como servidores públicosy es que el mandatario estatal dijo que, “ojalá ayudara a investigar sobre el negocio que hicieron Gerardo Gutiérrez Candiani y socios tabasqueños, con la compra de los terrenos de la Zona Económica Especial (ZEE)”, luego de las declaraciones de la cardenense que advirtió, por la opacidad con que se maneja el proyecto de la refinería, podría resultar peor que el caso Odebrecht**hasta mañana Dios mediante.

Deja un comentario