Para Usted

[Mario Gómez y González]
chayogomezg@hotmail.com
Percepciones de buena fe: FMPN
Todo gobierno cuando estrena un nuevo mandato empieza lo que popularmente se define como sus cien primeros días. Un periodo de “gracia” en la que la opinión pública está pendiente de los primeros pasos del nuevo gobierno. ¿Pero, por qué seguimos esta norma no establecida? ¿Por qué esperamos a concluyan los cien primeros días para juzgar al gobierno? Y, ¿por qué es tan importante este período de tiempo?
Históricamente los expertos relacionan esta fecha con Napoleón. Es el tiempo que transcurrió desde su huida de la isla de Elba donde estaba exiliado y su derrota definitiva en Waterloo, en 1815. Durante esa «campaña de los cien días», reconstruyó el ejército y retomó el gobierno.
Todo se remonta, ya ubicándonos en esta era moderna, al 4 de marzo de 1933 en Estados Unidos. Ese día, fue investido por primera vez, presidente de los Estados Unidos de América, Franklin D. Roosevelt.El país se encontraba en el cuarto año de la crisis económica mundial a raíz del crack del 29. Él acuñó el concepto de los cien primeros días y durante este período de tiempo tomó todo tipo de medidas contundentes para intentar revitalizar la economía y acabar con la crisis económica.
A la mañana siguiente de ser elegido presidente ya estaba aprobando leyes de una gran trascendencia en el Congreso. Su actuación en estos cien días fue imprescindible para reactivar la economía estadounidense. Y es que, además –y eso el presidente lo sabía- la imagen del presidente Roosevelt que tienen los norteamericanos, se construyó durante esos cien días.
Desde entonces, muchos líderes políticos han seguido los pasos de Franklin D. Roosevelt y han aprovechado el período de gracia para llevar a cabo aquellas acciones simbólicas que marcarán su mandato. Las acciones que más han contribuido a construir su imagen. ¿Pero, por qué son tan importantes los cien primeros días?
El período de algo más de tres meses que sigue a la toma de posesión de un nuevo gobierno, es el período de tiempo más efectivo que tiene un ejecutivo para comunicar al conjunto de la ciudadanía cuáles son sus características y sus prioridades. Es decir, para comunicar cómo es el gobierno y qué pretende hacer.
Para entender la importancia comunicativa de estos cien primeros días, hemos de partir de una premisa: a la mayoría de la gente, no le interesa la política. No sigue el día a día de la política, ni nacional, ni local, ni internacional. Las preocupaciones de la gente van por otros senderos: llegar a final de mes, estar con la familia o los amigos y distraerse con su equipo favorito. Es verdad que hay una minoría “enferma” de política y que está al día de todo, pero no deja de ser una minoría politizada. Al resto de la ciudadanía no le interesa especialmente el debate político.
Ex dirigente estatal del PRI; ex alcalde municipal de Centro y aspirante al gobierno estatal; ex legislador local y líder del Congreso del estado, eso sin contar su paso por importantísimas instituciones del gobierno estatal y federal, donde aportó su talento, seriedad, responsabilidad, capacidad y lealtad a toda prueba, Florizel Medina Pérez Nieto, deja en claro que,” los 100 días es una figura más política que normativa, porque no la encuentras en ningún contenido de ley».
Reitera, a través de interesante entrevista que le fue realizada por el reportero local Leandro de la O, que los 100 días de gobierno es más un término político que social o económico; en más de tres meses no se puede saber con exactitud si se está «caminando bien o en retroceso», dice al dejar en claro que, 100 días es muy poco el tiempo para evaluar el resultado de un gobierno; por lo menos un año debe esperarse para poder afirmar sí el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha hecho bien o mal las cosas, reiteró.
En este sentido, Medina Péreznieto, invitó a esperar a que se den los verdaderos resultados de esta administración federal, ya que lo que se está diciendo entorno a los primeros tres meses son solo son percepciones de buena fe «pero que no mueven ningún indicador», apuntó.
Sin embargo, reconoció la ratificación ciudadana que tiene el Presidente López Obrador, al tener al rededor del 79 por ciento de aceptación, por la forma en que está conduciendo los trabajos para «rescatar a la nación». Muy interesante y preciso.

Y Para Usted TambiénDe un momento a otro, la Secretaría de Educación estatal (SETAB), podría confirmar ya de manera oficial que, por acuerdo de la Junta de Gobierno del Instituto Tecnológico Superior de Centla (ITSC), el ex dirigente sindical del SNTE en la entidad, Guadalupe Acopa, sería el nuevo titular de esta institución de educación superior en Tabascolo anterior, sacaría momentáneamente de la jugada a Carlos Garrido Gular, cuyo nombre venía sonando muy fuerte para hacerse cargo de dicho institutode todas formas, Carlitos, sería llamado a otra responsabilidad de importancia en el esquema gubernamental actualesperaremosel gobernador Adán Augusto López Hernández, confió que Tabasco seguirá recibiendo más apoyo por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador y del Gobierno Federal, al reiterar que con el apoyo de la Federación, se privilegiará la atención a la seguridad, la salud y la educación de los tabasqueños“Yo quiero decirles que la Federación ha sido muy generosa con Tabasco; nos están apoyando no nada más con la posibilidad de acceder a mayores recursos, sino con el acceso a programas y apoyos que antes no teníamos del Gobierno Federal”, indicó el número 1 de la entidad, tras confirmar las modificaciones al prepuesto estatal para este 2019**hasta mañana Dios mediante.

Deja un comentario