AGENDA POLITICA

[Jorge Jesús de la Cruz]

* Se aprende de la gente adulta

En la vida nadie nace sabiendo. Para hacer algo en la vida, es importante poder aprender todo lo bueno de los demás, de nuestros mayores, de la gente adulta, por lo que pretender mandarlos al asilo, de querer jubilarlos, es una postura controvertida, sería tanto como negar el origen. Por eso, llama la atención las versiones que han sido difundidas de que Gerardo Gaudiano quiere hacer a un lado a las generaciones mayores, porque están oxidadas, y es necesario oxigenar la clase política.

Esas expresiones de Gerardo no las conocemos, pero no creemos sean parte de su proyecto a futuro, porque si algo ha dicho en reiteradas ocasiones, es lo mucho que aprendió de su abuelo, don Leandro Rovirosa Wade, vaya, es su mejor ejemplo, para estar en la política.

Es así que por muy oxidadas que puedan verse las generaciones adultas, de ellos se debe aprender lo bueno, nunca lo malo. Hay que seguir los buenos ejemplos, como el que siempre ha mostrado Gerardo sobre su abuelo, considerado el constructor del Tabasco moderno y quien no escucha consejos, no llega a viejo. Como dice una canción, sabía virtud de conocer el tiempo.

La entidad ya tuvo un relevo generacional en el Poder Ejecutivo en el 2001 con Manuel Andrade, bien o mal, la historia es la que dirá como fue su desempeño, por cierto anda en campaña muy alegre, porque ha encontrado en la expresión popular comentarios de lo que fue su gestión. Esto quiere decir que las generaciones jóvenes pueden dar buenas cuentas.

Sin embargo, es menester tener que recurrir a la experiencia de quienes han tenido una oportunidad y siguen vigentes. Cuando Arturo Núñez era precandidato al Gobierno, en una rueda de prensa en Sanborns le pregunte lo que pensaba del relevo generacional, dijo que era necesario que se fuera dando un entreveramiento, para aprender de los que saben y enseñarles bien a los que llegan y al menos eso hizo en su gabinete, combino juventud y experiencia.

Por eso, sorprende mucho la tesis que se ha difundido atribuida a Gerardo Gaudiano, ya que en su caso, además de tener en su abuelo a su mejor maestro, ha contado también con la solidaridad, asesoría y generosidad de muchas personas adultas en su trayectoria política.

Con los jóvenes se puede llegar muy lejos, hasta donde lo proyecten, pero sin hacer a un lado de quienes se va aprendiendo a lo largo del tiempo. Dudo que exista alguna gente joven que asegure no necesita de los viejos para aprender en el largo camino de la vida, porque hasta para aprender a caminar, y hablar, se aprende de los mayores. En mi caso, sigo aprendiendo de los mayores.

E-mail: jorjes99@hotmail.com

Síganme en twitter @jorgedelacruz99

Deja un comentario