Traslado ágil y seguro, en nueva carretera a Pomoca

[Redacción]

La vialidad permite que familias de la Chontalpa Chica puedan viajar cómodos, sin riesgos y tengan más tiempo para convivir, señalan usuarios

Villahermosa, Tabasco.- En los últimos cinco años, la administración que encabeza Arturo Núñez Jiménez ha realizado en el territorio estatal obras públicas nuevas y rehabilitado la infraestructura existente, lo cual permite a los tabasqueños superar rezagos, contar con servicios públicos de calidad y elevar su bienestar, como la modernización y ampliación de la carretera Villahermosa-Nacajuca.

Respecto a esta vialidad, pese al aumento de la población de la zona conurbada, fue desatendida por más de un cuarto de siglo y era insuficiente para el paso diario de 20 mil vehículos, cifra que es el promedio que circulan sobre este tramo hacia Villahermosa, procedentes de Nacajuca, Jalpa de Méndez y Comalcalco, y viceversa.

Esta obra en que se invirtieron 262.5 millones de pesos, da respuesta a la demanda que el mandatario estatal recibió de parte de ciudadanos de esta zona de la Chontalpa Chica, y beneficia a más de 600 mil habitantes.

Incluyó la restauración del kilómetro 1+340 al 2+340, la ampliación del kilómetro 2+340 al 6+000, y la construcción de dos puentes vehiculares en el entronque con el circuito Carlos Pellicer Cámara, con sentido de Villahermosa a Nacajuca y viceversa.

Ciudadanos y transportistas agradecieron la concreción de este proyecto, que además de facilitar el traslado de personas a sus centros de trabajo y escuelas, reduce los tiempos de transporte de mercancías y fortalece la actividad del corredor gastronómico Biji Yokot’an.

Humberto Velázquez de la Cruz, conductor del taxi 040 de la ruta Pomoca-Villahermosa, expresó que esta obra es un beneficio para todos ya que hay menos tráfico, lo que se traduce en menos gasto de combustible para los transportistas y agilidad en el servicio para los usuarios, quienes ahorran tiempo en sus traslados; ello redunda en que tengan más oportunidad de convivir con su familia, añadió.

En tanto, Manolo Álvarez Moscoso, chofer de TransMetropolitano Valle Real-Pomoca, indicó que además  de la fluidez se redujeron los accidentes, al tener una carretera más amplia y con mayor seguridad.

“Antes nos hacíamos de 50 minutos a una hora en la ruta, incluso cuando estaba el tráfico intenso llegamos a realizar el traslado en una hora y media”, explicó

Janet Romero Sánchez y Ana Valeria Gómez Montejo, manifestaron su beneplácito porque ahora tardan entre 15 y 20 minutos en su traslado, lo cual les da la tranquilidad de llegar a tiempo a sus clases en el Instituto Tecnológico de Villahermosa, donde cursan las carreras de Ingeniería Civil y en Gestión Ambiental, respectivamente.

Por su parte María Guadalupe Gutiérrez López, vecina desde hace cuatro años del Sector 4 de Valle Real, expresó que hasta hace poco tardaba una hora en llegar a Villahermosa, además del peligro que representaba lo agosto de la carretera. “Estamos agradecidos por esta mejoría, sobre todo por los niños, quienes tienen que ir y venir de la escuela”, agregó.

Deja un comentario