Éxodo de tabasqueños por desempleo

[Fernando Zapata]

Abandonan sus comunidades por la lacerante pobreza, nulas oportunidades laborales y profunda crisis en el antaño denominado ‘Edén del Sureste’

Villahermosa, Tabasco.- La falta de empleos, míseros salarios y pobreza en la que se cada día se hunden más los tabasqueños, han provocado que el año 2020 iniciara con la migración de miles de jóvenes y adultos, hombres y mujeres hacia Playa del Carmen y Cancún, Quintana Roo.

Éste desmesurado éxodo de habitantes de los municipios de Cárdenas, Comalcalco, Huimanguillo, Cunduacán y Centro (donde se encuentra la capital, Villahermosa), repuntó desde el reciente 2 de enero.

«Teníamos sólo cinco corridas diarias con autobuses para 56 pasajeros cada uno, pero vino esta sobre demanda y hemos estado operando hasta 25 unidades por día, con cupo lleno, además de corridas extras con camionetas Urvan», explicó el taquillero de una de las empresas transportistas.

No sólo son los que ya tenían empleo allá y vinieron de vacaciones, la mayoría viajan por vez primera hacia allá, añade.

Los principales operadores de estos servicios son: Turismo “Diamante”, ubicado en la calle Río Samaria; Agencia de Viajes Caribe, de la avenida Ruiz Cortines, y Viajes “El Conta”, que está al inicio de la prolongación de la avenida Francisco Javier Mina. Se encuentran muy cercanas a las principales terminales de autobuses de Villahermosa.

Ante la creciente demanda, los transportistas aumentaron el precio del pasaje. El boleto a Cancún, por ejemplo, subió en los primeros días de 350 a 450 pesos, pero a partir del 10 de enero incrementó hasta los 600; aun así la gente hace largas filas durante horas y hasta «se pelea» para poder viajar. A pesar de esos costos, el pasaje es menos caro que en el ADO.

Estudiantes y profesionistas desempleados o con salarios ‘de hambre’, jóvenes y ya no tanto, tenían cifradas sus esperanzas en que la Refinería de Paraíso les permitiría conseguir trabajo, y en que algún programa de los gobiernos federal o estatal les beneficiaría.

Sin embargo la realidad es otra: aquí sólo se ha acrecentado la inseguridad, la crisis laboral y social, y la parálisis económica.

Deja un comentario

Cerrar menú