Sin Rodeos

[Por Fernando Hernández Gómez]
fdohernandezg@hotmail.com
AMLO: logros y pendientes
Sin mucha parafernalia, pero definiendo un nuevo estilo de ejercer el poder en México, Andrés Manuel López Obrador hizo modificaciones al protocolo del Día del Presidente. A diferencia de lo que sucedió en ocho siglos de regímenes priistas y dos sexenios de panismo –con variaciones impuestas por la evolución de la vida plural–, ahora el jefe del Ejecutivo federal hizo primero el evento político, en Palacio Nacional, y después, envió a su secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, a entregar el documento con su Primer Informe de Gobierno al palacio legislativo de San Lázaro.
Ante más de 500 invitados congregados en el patio principal del Palacio Nacional y con una mampara con la leyenda: ‘Tercer Informe de Gobierno al Pueblo de México’ –se argumentó que el Presidente de México ya ha tenido dos eventos de rendición de cuentas–, López Obrador dio lectura a un texto con datos, cifras y reflexiones que ya se le han escuchado a lo largo de las conferencias de prensa mañaneras que ha concedido en la misma sede.
“Ya es un hecho la separación del poder económico del poder político. El gobierno actual representa a todos: a ricos y pobres, a creyentes y librepensadores… Ya existe un auténtico estado de derecho y queremos convertir en práctica generalizada el ideal de nuestros liberales del siglo XIX, que sostenían: ‘Al margen de la ley, nada; y por encima de la ley, nadie’… Estamos transitando hacia una verdadera democracia. Se acabará en el sexenio la vergonzosa tradición de fraudes electorales…”, se le escuchó.
Vertió, desde luego, algunas citas novedosas; o refrescó algunos postulados: “Exhorto respetuosamente –dijo– al Poder Legislativo a que elimine las trabas legales para la aplicación del método de consulta popular y que cancele el fuero a servidores públicos, empezando por el fuero al presidente de la República”.
De sus principales logros, resaltó que el robo de combustibles se ha reducido en 94 por ciento y que ello permitirá recuperar 50 mil millones de pesos este año. Y aprovechó la referencia para recordar que, por decreto presidencial, se canceló la condonación de impuestos a grandes corporaciones empresariales y financieras. “Tenemos que aplicar la ley por parejo. Ni huachicol arriba, ni huachicol abajo”, sentenció al informar que el ‘ofensivo privilegio’ de la condonación de impuestos a grandes empresas y bancos, con el visto bueno del presidente, significó 213 mil millones de pesos en los dos últimos sexenios.
Decidido a no admitir la tasa de crecimiento económico –de 0.00 por ciento– que tanto le refutan sus adversarios, el mandatario nacional sostuvo que en la política que aplica han desechado la ‘obsesión tecnocrática’ de medirlo todo en función del simple crecimiento económico. “Lo fundamental no es lo cuantitativo, sino la distribución equitativa del ingreso y de la riqueza. El fin último de un buen gobierno es conseguir la felicidad de la gente”, subrayó.
Aunque ponderó sus números. “No hemos aumentado impuestos en términos reales y no se han creado nuevos gravámenes… y está por enviarse el presupuesto al Congreso y estamos proyectando que no aumente la deuda pública… En julio, la inflación anual fue de 3.8 por ciento, la más baja desde diciembre de 2016. No han aumentado en términos reales los precios de las gasolinas, del diésel, del gas y de la electricidad… el peso ha resistido fuertes presiones externas… El salario mínimo aumentó este año en 16 por ciento, como nunca en 36 años de neoliberalismo”, detalló.
Abundó: “Tenemos finanzas públicas sanas. La recaudación de impuestos aumentó en 2.6 por ciento en comparación con el año pasado. La economía está creciendo poco, es cierto, pero no hay recesión. Además, ahora es menos injusta la distribución del ingreso, es decir, hay más desarrollo y hay más bienestar. El objetivo más importante del gobierno de la Cuarta Transformación es que en 2024 tengamos una sociedad mejor, que la población esté viviendo en un entorno de bienestar”.
De las tareas pendientes, enumeró: 1) la asignación de los médicos, enfermeras y paramédicos en toda la población; rehabilitar y ampliar la infraestructura de salud, incluido el mejoramiento de equipos, y la basificación de más de 80 mil trabajadores del sector contratados como eventuales y por honorarios; y 2) trabajar mucho, “porque no son buenos los resultados en cuanto a la diminución de la incidencia delictiva en el país”.
De la primera asignatura, informó que el sector salud tendrá un incremento de 40 mil millones de pesos para financiar las acciones destinadas a mejorar la atención médica y a garantizar la gratuidad en los medicamentos; y de la segunda, que consideró su principal desafío, aseguró que está atendiéndose con el trabajo coordinado de todo el gobierno, “y estoy seguro que vamos a lograr serenar al país, se va a pacificar México”.
Y concluyó que pese a las trabas y malos augurios de los conservadores, “en este tiempo han soplado buenos vientos y estamos llevando a la práctica una transformación profunda con poca confrontación y sin violencia política”.
Ahora habrá que ver cómo todos esos programas sociales que puso en marcha en estos nueve meses, y las mega-obras que –‘me canso ganso’– habrá de realizar, impactan en las condiciones de la población.
AL GRANO
MÓNICA FERNÁNDEZ BALBOA se convirtió en la segunda mujer que preside el Senado, después de la recientemente fallecida María de los Ángeles Moreno, que lo hizo hace 22 años… Y ayer recibió, junto con el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, el Primer Informe…

Deja un comentario