En agricultura los logros abonan al bienestar

[Redacción]
El bienestar en el campo comienza con el apoyo a quienes más lo necesitan y los apoyos se dispersan en diversos ámbitos de la agricultura
Ciudad de México.- En el rubro de producción de café se rediseñó el programa que apoya al aromático y hoy el padrón de Producción para el Bienestar cuenta con más de 224 mil pequeños productores beneficiarios inscritos lo que significa un aumento del 25% de beneficiarios y en presupuesto representa un incremento de un 10%, que será pagado directo a cada pequeño productor.
En el diseño y ejecución de programas de fomento agrícola se promueven especies nativas de frutales y de importancia para los pequeños productores, tanto para auto consumo como para comercialización, en el sureste de nuestro país, con el fin de detonar el poder del “Trópico Húmedo” con especies tradicionales como cacao, vainilla, henequén, chicozapote, etc.
El desarrollo del proceso de Planificación Agrícola Nacional considera la reconversión productiva de 5 millones de hectáreas en el país para contribuir a la seguridad alimentaria del país y generar valor en las diferentes regiones del país, principalmente en el sur sureste.
En el tema del cambio climático, se protegerá a los pequeños productores, a los productores con bajos ingresos y a productores sin acceso a seguros, de cualquier condición climatológica atípica e impredecible que afecte las actividades agrícola, pecuaria, acuícola y pesquera en el territorio nacional, con una inversión total de mil 469.6 millones de pesos por parte de la federación. La superficie que abarca la cobertura financiada con recursos de la federación y de los gobiernos de los estados, alcanza 9.3 millones de hectáreas.
En materia de integración de la Biodiversidad en el Sector Agrícola, mediante la cooperación internacional, la SADER ejecuta el proyecto “Integración de la Biodiversidad en la Agricultura” a través de proyectos que apoyan actividades que faciliten la recuperación y sostenimiento de los servicios ecosistémicos y la biodiversidad, en territorios altamente afectados por la degradación del suelo, la falta de agua y donde los agroecosistemas tradicionales tienen una gran importancia cultural.
Asimismo, se inició el desarrollo de la Estrategia Nacional para la Conservación y Uso Sustentable de los Polinizadores, un tema por demás urgente de atención.
Bienestar para el campo es bienestar para todos.

Deja un comentario