Para Usted

[Mario Gómez y González]
chayogomezg@hotmail.com
Bendita prensa
Con el rollo de moda y vigente de que todo es corrupción y de que no hay dinero, pareciera que las instituciones de gobierno pretenden “navegar o nadar de a muertito”, minimizando el papel que juegan en el ejercicio de un gobierno democrático y reconciliador, los medios de comunicación.
El gobierno, en cualquiera de sus tres instancias conocidas (federal, estatal y municipal), necesitan del trabajo que a diario realizan los medios de comunicación (prensa, radio y Televisión), porque está más que comprobado, que no pueden “apostarlo todo”, al impacto de las redes sociales.
Un gobierno que se diga democrático, requiere de los medios de comunicación, porque éstos, si tienen contenido; en cambio, las redes sociales no lo tienen, ya que es muy común los “facknews” (información errónea o falsa). Los medios de comunicación sí traen el peso del acontecer social; en cambio, las redes sociales traen solo el rumor.
Todos pues necesitan de la prensa, aunque en estos momentos se rasguen las vestiduras y hablen mal de ella; algo debe tener la prensa de Tabasco, que los políticos no dejan pasar la oportunidad de despreciarla y ningunearla; pero eso sí, corren a sus brazos, cuando necesitan estar en presentes y vigentes en sus páginas.
Tabasco está quebrado financieramente hablando; el problema principal que tiene es la falta de dinero, por lo que no son prioritarios los gastos de difusión, comentaba, poco más o menos, hace algunos días un destacado político y funcionario público, quien también añadió; “hay falta de entendimiento en la relación que debe de haber entre el gobierno y los medios de comunicación”.
Los canales o instrumentos de difusión con los que actualmente cuenta el gobierno, no son eficientes ni suficientes; las instancias necesitan de los medios de comunicación que tienen un público cautivo que los sigue y lee; los medios tienen credibilidad, aunque esto pudiera causar risa; toda información que el gobierno quiere que se conozca, se hace a través de los medios de comunicación, no de las redes sociales.
El gobierno no tiene público cautivo; la misma sociedad, acude a los medios de comunicación para comprobar lo que las redes sociales difunden; el gobierno necesita de la credibilidad de los medios de comunicación. El ninguneo o el desprecio a los medios informativos en general, denotan falta de conocimiento de la política y del cómo hacer gobierno.
Gobierno y medios de comunicación, deben caminar juntos; los hombres pasan, pero los medios siguen ahí. La prensa es el patíbulo de los políticos; te hunde o te proyecta. El ego del poder y la gloria, está en el gen de todos los políticos, especialmente en el de los tabasqueños y para ello requieren de la prensa; la odian y aborrecen, pero la necesitan y terminan por quererla; hablan mal de ella, pero todos quieren con ella.
Los políticos tienen a la prensa como a un enemigo por el mero hecho de tener finalidades distintas, por tener ésta que lograr una verdad que a veces puede incomodar al poder dominante, puede esclarecer – como es su deber- asuntos que pueden no beneficiar a ese poder, por lo que los políticos tratan de meterse en esos medios de comunicación para evitar que la prensa en general les haga mucho daño.
La información debe de estar enfrente del poder político, no en contra necesariamente. Los medios de comunicación son los eternos vigilantes del poder político, por lo que éstos no pueden estar en manos del poder, deben de estar dirigidos al ciudadano. Sin embargo, la información no está exenta de problemas y de tensiones con el poder. Muy explicativa resulta la frase de Justino Sinova, “el asunto no es gravemente preocupante … salvo que no se pueda contar”.
La ley no siempre significa algo para los gobernantes y son ellos las que la quiebran. Para los políticos, una prensa libre no es una prensa amiga, les incomoda. Los medios son espejos de la realidad y son los ciudadanos los que miran en él. Y esto deben entenderlo también los políticos.
Prensa y Poder trabajan en ámbitos distintos. Además, ésta es un freno para el propio poder. Esto se hace patente en la afirmación que dice que políticos y periodistas “se necesitan, se observan y se combaten”.

Y Para Usted TambiénLa presidenta del Sistema DIF Tabasco, Dea Isabel Estrada de López, asistió a la toma de protesta de los integrantes del nuevo patronato del Centro de Integración Juvenil, A.C., VillahermosaLos Centros de Integración Juvenil contribuyen a la reducción de la demanda de drogas con la participación de la comunidad, a través de programas de prevención y tratamiento, con equidad de género, y basados en la evidencia de mejorar la calidad de vida de la población, en especial de los jóvenes mexicanosque sea para bien de nuestros jóvenes tabasqueñoshasta mañana Dios mediante.

Deja un comentario