Sin Rodeos

[Por Fernando Hernández Gómez]
fdohernandezg@hotmail.com
¿Se castigarán corruptelas?
Existe una elevada percepción ciudadana de que en el régimen pasado no sólo se hicieron muchas cosas mal para que Tabasco no progresara y siguiera estancado en su desarrollo, sino se cometieron actos de deshonestidad –sustracción indebida de recursos públicos y enriquecimiento ilícito de altos funcionarios– que deben castigarse, que no tienen que quedar en la impunidad.
Es exigencia de los tabasqueños que toda irregularidad, que las corruptelas cometidas al amparo de cargos públicos en la administración nuñista, sean castigadas. Y no se están viendo señales de que se vaya a actuar con firmeza.
La aprobación de las cuentas públicas 2017 –no solo del Ejecutivo; también de buena parte de los ayuntamientos– fue un mal mensaje a la población, por más que la diputación de Morena, nuevo partido mayoritario en el Congreso local, arguyera que no podía hacer nada, porque los dictámenes elaborados por el Órgano Superior de Fiscalización (OSFE) estaban maquillados y se basaban en fiscalizaciones sesgadas.
El fin de semana, el diputado local de Morena, Charly Valentino León Flores Vera hizo una declaración –que a muchos les pareció que raya en la estolidez–, en el sentido de que la aprobación de la cuenta pública 2017 del ahora ex gobernador Arturo Núñez Jiménez, fue a ‘petición’ del Presidente Andrés Manuel López Obrador, para evitar inestabilidad en la entidad en víspera de la transmisión de poderes estatales. (XEVA Noticias, 02Ene.2018)
El gobernador Adán Augusto López Hernández corrigió la aseveración de su correligionario, al sostener que existe respeto a la autonomía de poderes, e insistió en que es necesario modificar la legislación existente para que la aprobación de las cuentas públicas deje de ser el ‘circo mediático’ establecido por un sistema corrupto que ya caducó.
Pero, ¿qué pasará con quienes se despacharon con la cuchara grande? El mandatario estatal señaló que no habrá intocables. “Impunidad para nadie, pero se debe entender que no vamos a una cacería de brujas desesperada. Hay que actuar con cabeza fría. Yo no le garantizo impunidad a nadie”, sostuvo.
No basta señalar y denunciar las corruptelas de que se tenga conocimiento; hay que recopilar pruebas para que las querellas judiciales sean viables. Eso lo explicó muy bien el secretario de Gobierno, Marcos Rosendo Medina Filigrana cuando dijo: “No sólo en el Congreso, en las calles de Tabasco hay un clamor de que no haya impunidad. Pero eso tiene que documentarse en torno a cualquier servidor público en el ámbito municipal, estatal o federal. No puede ser sólo mediante percepción porque si no, se caen los casos y el clamor ciudadano se convierte en un sentimiento de indignación e impotencia, y eso es lo que tenemos que evitar”. (Telerreportaje, 04Ene.2018)
Se trata de dar pasos en firme. Pero también se requiere que los entes públicos encargados de dar seguimiento y sustentar las denuncias de irregularidades, den muestras de que actuarán y que no se harán de la vista gorda.
¿Cuál es el papel que desempeña la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción del Estado? ¿Qué seguimiento está dando a los casos específicos que se han denunciado en medios, o acaso éstos carecen de valor? ¿Por qué su titular Elías Arzubide Dagdug afirma que no hay ninguna denuncia contra el ex gobernador Núñez o funcionarios de su administración?
Hay dos casos concretos, dos enormes botones de muestra que deberían estar motivando la actuación de dicha Fiscalía: uno, la ‘desaparición’ de más de 45 millones de pesos presupuestados para el pago de tres meses a los beneficiarios del programa Corazón Amigo, según denunciaron el presidente de la Comisión de Bienestar Social y Grupos Vulnerables del Congreso local, Daniel Cubero Cabrales, y el secretario del Bienestar, Mario Llergo; y dos, el adeudo de más de 200 millones de pesos que la Secretaría de Educación tiene con el ISSET, y que debió cubrirlos la Secretaría de Finanzas, de acuerdo al nuevo titular de la Setab, Guillermo Narváez Osorio.
Por lo que hace al programa de apoyo a personas con discapacidad y adultos mayores, nos aseguraron que por estar previsto en la ley estaba garantizada su viabilidad presupuestal, y en el caso de las cuotas del ISSET no se puede alegar falta de liquidez, puesto que se trata de recursos que se descontaron de las percepciones de los trabajadores y que debieron transferirse al Instituto sin retraso. Si no se hizo, eso es delito. ¿Qué pasará, entonces? Vemos al fiscal anti-corrupción conducirse con mucha tibieza. ¿Qué esperará don Elías Arzubide? ¿Convertirá a su Fiscalía en un órgano inoperante, un aparato burocrático, otro lastre al erario y un elefante blanco más?
AL GRANO
IMSS PARA TODOS… En su primera gira por Tabasco, acompañado del gobernador Adán Augusto López, el director general del IMSS, Germán Martínez Cázares anunció el programa IMSS-Bienestar, dirigido a la población que no cuenta con seguridad social… Se trata de una estrategia impulsada por el Presidente López Obrador, que busca universalizar los servicios de salud en el país, a fin de garantizar la atención médica a población abierta y de escasos recursos… “La instrucción es ir hacia un sistema único de salud, hacer del derecho humano a la salud una realidad y no sólo una letra en la Constitución; y vamos a empezar por Tabasco”, afirmó Germán Martínez…

Deja un comentario