Mexicano participa en base espacial Rusa

[Redacción]
El egresado de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Biotecnología (Upibi), donde tuvo la oportunidad de conjuntar las áreas físico-matemáticas con las médico-biológicas, a través de la ingeniería biomédica
Houston, Texas, EEUU.- Garantizar la vida y salud de los astronautas de la base habitable en la superficie de la Luna que proyecta establecer la Agencia Espacial Federal de Rusia (Roscosmos) para el año 2030, forma parte del trabajo de investigación que realiza Aarón Garduño Rodríguez, egresado del IPN, en un doctorado del Instituto de Aviación de Moscú (MAI).
Y es que el programa de posgrado que Garduño Rodríguez cursa en esta universidad rusa es de Seguridad en Sistemas en Situaciones de Emergencia en Aviación y Tecnología Espacial.
Es impartido en el departamento de Soporte de Vida y está enfocado al desarrollo e implementación de dispositivos médicos en aeronaves y submarinos, monitorización de signos vitales y desarrollo de metodologías para casos de emergencia que comprometan la vida de una tripulación.
La idea es asegurar la vida de los cosmonautas que viajarán y se instalarán en la Luna, para lo cual se realizan diversos estudios, investigaciones y una misión análoga en el Instituto de Problemas Médico Biológicos de la Academia de Ciencias de Rusia.
Ello, con el objetivo de simular las condiciones que podrían presentarse una vez que habiten la base lunar. “La línea de investigación en la que participo está relacionada con el control médico y psicológico de la tripulación por medio de la telemedicina”, detalló.
El egresado de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Biotecnología (Upibi), donde tuvo la oportunidad de conjuntar las áreas físico-matemáticas con las médico-biológicas, a través de la ingeniería biomédica, se tituló con la tesis “Diseño y construcción de un amplificador Lock-In para aplicación en técnicas fototérmicas”.
Se trata de un dispositivo que se emplea para la medición de señales de baja amplitud en entornos ruidosos mediante técnicas selectivas de filtración y amplificación de señales.
El maestro Garduño Rodríguez reconoció que el IPN prepara a sus estudiantes para enfrentarse a los retos que exigen los mercados laborales y académicos, por lo que en su caso, logró solventar las diferencias del sistema educativo ruso como fue su forma de evaluación y la presentación de proyectos que deben ser sustentados de forma oral.
El ingeniero politécnico hizo un llamado para que los jóvenes mexicanos nunca desistan al perseguir sus sueños por más que el camino parezca difícil.

Deja un comentario