Prevención del delito, también en maya y en Lengua de Señas Maya Yucateca

[Redacción]
Cepredey y Policía Federal coordinan actividades en comisaría de Chicán, en el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas
Mérida, Yucatán.- Con la finalidad de llevar el mensaje de autocuidado y sana convivencia a las comunidades indígenas, personal de Centro Estatal de Prevención del Delito y Participación Ciudadana (Cepredey) realizó una serie de actividades en la comisaría de Chicán, del municipio de Tixméhuac, sobre el control de adicciones y factores que propician hechos ilícitos.
Lo anterior, acorde con los objetivos del Plan Estatal de Desarrollo y las directrices dadas por el Gobernador Mauricio Vila Dosal en materia de prevención, junto con el invaluable apoyo de elementos de la Policía Federal, quienes se sumaron para atender a cerca de 200 personas, de las cuales cerca de 130 eran infantes, en su mayoría mayahablantes y con discapacidad auditiva.
Así, en el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, que se celebra cada 9 de agosto, desde temprana hora habitantes de la localidad se reunieron en la explanada principal para participar en el taller «Habilidades para la vida», una plática acerca de la prevención de adicciones y en la creación un mural. Además, como medio de esparcimiento, se llevó la Feria de la Prevención y dinámicas recreativas, con equipo de la citada corporación.
Estas actividades se realizaron simultáneamente en maya y en Lengua de Señas Maya Yucateca, ya que esta comunidad cuenta con la peculiaridad de tener una propia, la cual han ido perfeccionando a lo largo de los años, pues dado que es un asentamiento que permanece aún distante de la urbanización, la gente ideó un modo particular de comunicarse con las personas con discapacidad auditiva de la región.
Como dato adicional, en la actualidad se tienen documentadas tres lenguas de señas en comunidades indígenas, entre las que destacan las de estados como Chiapas, Oaxaca y Yucatán, este último con dos pueblos, Chicán y Nohkop.

Deja un comentario