Cancelar estancias infantiles viola derechos de niñas y niños: CNDH

[Redacción]
La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) concluyó que los cambios realizados por el gobierno federal al Programa de Estancias Infantiles violan varios derechos humanos, por lo que recomendó el pago retroactivo de subsidios, un aumento presupuestal y establecer mecanismos para verificar que los apoyos otorgados a padres y madres sean utilizados para el cuidado de sus hijos
Ciudad de México.- Con la cancelación del programa de estancias infantiles, el gobierno federal vulnera las garantías fundamentales de niñas y niños beneficiarios del mismo y de sus padres, advirtió la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).
La institución dejó en claro que este programa ha demostrado resultados positivos para el desarrollo integral de los menores, daba garantía institucional para la realización de sus derechos, y ha beneficiado a los padres y madres, en particular a ellas, pues gracias a éste incrementaron en 18 por ciento la probabilidad de encontrar empleo.
La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) concluyó que los cambios realizados por el gobierno federal al Programa de Estancias Infantiles violan varios derechos humanos, por lo que recomendó el pago retroactivo de subsidios, un aumento presupuestal y establecer mecanismos para verificar que los apoyos otorgados a padres y madres sean utilizados para el cuidado de sus hijos.
De acuerdo con la recomendación emitida este lunes, la sustitución del Programa de Estancias Infantiles, vigente de 2007 a 2018, por el Programa de Apoyo para el Bienestar de Hijos de Madres Trabajadoras viola el principio del interés superior de la niñez; el derecho a una vida digna, a la supervivencia y al desarrollo; el derecho a la educación y el derecho a la salud, entre otros, de niñas y niños.
Los cambios hechos al programa “constituyen medidas de carácter regresivo, tanto en lo normativo como en sus resultados” y limitan “injustificadamente el monto de los beneficios otorgados anteriormente”.
Entre las medidas regresivas detectadas por la CNDH se encuentran la reducción de 150 pesos mensuales al monto de apoyo para niñas y niños de 0 a 4 años de edad, la eliminación del apoyo que se entregaba a las estancias por concepto de Impulso a los Servicios de Atención y Cuidado Infantil y la eliminación de la contratación del seguro contra accidentes personales de niñas y niños que anteriormente adquirían las estancias.
También fueron eliminadas las atribuciones del DIF Nacional en materia de capacitación al personal de las estancias, así como de supervisión, y la participación de la Secretaría de Educación Pública para tener por acreditado el primer año de preescolar.
La CNDH también destacó el cambio en la modalidad de la entrega del subsidio sin que se establecieran mecanismos de control y auditoría.

Deja un comentario