Por el derecho a la inclusión, se reúne Enrique Priego Oropeza con comunidad de sordos

[Redacción]
Quienes padecen discapacidad auditiva plantean su problemática; el presidente del Poder Judicial ofrece ser un puente de comunicación para que sus requerimientos sean atendidos
Ofreció dar celeridad a los juicios en que están involucradas personas con discapacidad
Consejo de la Judicatura elaborará proyecto de protocolo para garantizar inclusión de estas personas y trato adecuado en caso de requerir atención médica o legal
Villahermosa, Tabasco.- En el ánimo de mantenerse atento a las necesidades de la gente, el presidente del Poder Judicial, Enrique Priego Oropeza, se reunió con integrantes de la comunidad sorda de Tabasco quienes expusieron las dificultades que enfrentan al padecer una discapacidad auditiva, ante lo cual el magistrado informó que elaborará un documento sobre los requerimientos de ese sector de la población para que éstos sean atendidos por las autoridades competentes.
El magistrado Enrique Priego manifestó su preocupación al saber que comunidad de sordos no es atendida como debería ocurrir, por lo que ofreció el apoyo del Poder Judicial tabasqueño, y elaborar un documento en el que se detallen sus necesidades, el cual hará llegar al gobernador Adán Augusto López Hernández y a la titular del Sistema Integral para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), Dea Isabel Estrada de López Hernández.
En lo que se refiere a quienes tienen algún caso en trámite en juzgados del Tribunal Superior de Justicia, Priego Oropeza indicó que se revisarán los expedientes para que se resuelvan lo antes posible, y ofreció permanecer en comunicación con ellos a través de la intérprete Saraí Martínez Jiménez y el Colegio de Peritos e Intérpretes para dar solución a sus planteamientos.
La consejera Norma Lidia Gutiérrez García, en tanto, propuso establecer un procedimiento para que la comunidad de sordos tenga un documento que los reconozca e identifique como personas con discapacidad auditiva, como parte del derecho a la identidad y les sirva cuando acudan a un hospital, estén involucrados en un problema de tránsito o se les niegue el acceso a un lugar público, de manera que se active un protocolo para recibir la atención de acuerdo a su discapacidad.
A través de Saraí Martínez, integrante del Colegio de Peritos e Intérpretes, José Héctor Juárez aseguró que las personas con discapacidad auditiva por muchos años han estado rezagadas del desarrollo y se les ha negado la inclusión por parte de las autoridades que hasta ahora no las habían tomado en cuenta.
Juárez se dijo sorprendido de que el presidente del Tribunal Superior de Justicia los haya recibido, por lo que agradeció la oportunidad de entablar comunicación.
Ante la oficial mayor del tribunal tabasqueño Gloria Guadalupe Ascencio Lastra, solicitó la ayuda del también titular del Consejo de la Judicatura, pues como administrador de justicia es importante que conozca los problemas que enfrentan como comunidad ya que se les ha negado la justicia social.
José Héctor Juárez señaló que este mundo es de oyentes, y los sordos no están incluidos, se sienten discriminados y se les ha negado la oportunidad de acceder a la educación, a obtener un trabajo y cuando tienen la necesidad de asistir a un hospital público o a un juzgado no tienen el apoyo de intérpretes que los ayuden.
Otros asistentes al encuentro como Juliana de Dios y Elba Tello lamentaron que a pesar de contar con el Centro En-Señas, donde se atendería a las personas con discapacidad y se brindarían servicios gratuitos, terapias psicológicas y actividades recreativas, hasta ahora no esté funcionando en los términos establecidos de manera inicial y que como personas con discapacidad auditiva los hayan excluido.
Pidieron la oportunidad de capacitarse, tener formación para acceder a empleos, aprender a leer el español y por lo menos contar con la posibilidad de comunicarse de manera escrita, además de apoyo para sensibilizar a la sociedad sobre las personas sordas y su cultura.
Asimismo, plantearon que quienes enseñan el lenguaje de señas mexicano los incluyan para que se respete su orden, configuración y gramática.
María de los Remedios Hernández, vendedora ambulante, y Jesús Manuel Camacho, dedicado al oficio de pintor, quien vive en la calle, denunciaron que integrantes de la comunidad, incluso niños han sido objeto de delitos, maltrato y vejaciones por parte de sus mismos familiares quienes les han negado la posibilidad de estudiar, desarrollarse o buscar un empleo, y a algunos incluso les quitan lo poco que tienen.
Reconocieron el apoyo de Saraí Martínez y del Colegio de Peritos e Intérpretes y Traductores, quienes los han asistido cuando han necesitado, pero se requieren más intérpretes capacitados, así como que los tomen en cuenta para que este trabajo de interpretación pueda ser remunerado.
La señora Mirna López expuso, por su parte, la necesidad de que quienes tienen vehículo o motocicletas cuenten con distintivos que indiquen que se trata de una persona sorda para que en caso de accidente las autoridades puedan saber cómo actuar, así como tener identificaciones para acudir a lugares públicos y no se les niegue la posibilidad de vender productos.
Entre los asistentes a esta reunión estuvieron también Imelda Cruz, Vanessa Méndez, Adela Hernández, Alejandro de Dios y Ruth Tejeda

Deja un comentario