Cuitláhuac García envía iniciativa de Ley de Austeridad para Veracruz al Congreso

[Redacción]
En cuanto a los salarios, se establece como tope máximo los 108 mil que gana el Presidente de la República y los 52 mil pesos mensuales, ingreso mensual del gobernador Cuitláhuac García Jiménez
Xalapa, Veracruz.- El gobernador Cuitláhuac García envió al Congreso Local dos iniciativas para regular salarios y gasto público, la iniciativa de proyecto de ley de austeridad, y de remuneraciones de servidores públicos, que propone la disminución de salarios de todo el aparato burocrático de funcionarios del poder estatal, judicial y legislativo.
Y es que el pleno del Congreso dio entrada a las primeras dos iniciativas del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, que busca implementar un plan de austeridad y tabular los salarios de la burocracia. Ninguna de las propuestas plantean el ahorro que se a generar con las nuevas medidas administrativas.
La primera iniciativa es la denominada Ley de Austeridad para Veracruz, en la que se contempla la reducción de sueldos y prestaciones a los altos funcionarios de los poderes, órganos autónomos y sus entes públicos. Y limita la difusión gubernamental al área de comunicación que deber ser austera en los gastos de promoción oficial.
En cuanto a los salarios, se establece como tope máximo los 108 mil que gana el Presidente de la República y los 52 mil pesos mensuales, ingreso mensual del gobernador Cuitláhuac García Jiménez.
La propuesta, determina que el Proyecto de Presupuesto de Egresos del Estado de Veracruz, contendrá los tabuladores de remuneraciones mensuales y la remuneración total anual de los titulares de los siguientes entes públicos: Poder Judicial del Estado; Poder Legislativo del Estado; Órgano de Fiscalización Superior del Estado; Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas; Instituto Veracruzano de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales; Fiscalía General del Estado y Tribunal Electoral de Veracruz.
Lo anterior para cumplir con los principios de economía, eficacia, eficiencia transparencia y honradez en la administración de los recursos económicos de carácter público de que dispone el Estado.
La iniciativa de Ley de Austeridad prevé la reducción del gasto corriente respecto de los salarios y prestaciones de los altos funcionarios públicos de los poderes, órganos autónomos y sus entes públicos.
También la incorporación de todos los funcionarios a los sistemas públicos de seguridad social y la consecuente prohibición de establecer regímenes privilegiados de jubilación, pensión o haberes de retiro, así como el contratar a cargo de recursos públicos, seguros privados de gastos médicos, de vida o separación, cualquiera que sea su denominación.
De igual forma busca evitar el engrosamiento del aparato burocrático, desarrollando las funciones del Estado sin crear nuevas plazas. Restringir a los casos estrictamente justificados por razón de necesidad en la función desempeñada, el uso de escoltas, elementos de seguridad, secretarios privados y asesores, los cuales no podrán ser encomendados o comisionados a actividades privadas o ajenas a su función.
Prevé limitar el uso de vehículos de propiedad del Estado al cumplimiento de fines de utilidad pública y servicio directo de la población. Sólo podrán destinarse a fines diversos en los casos cuya necesidad se justifique por ser medio directo para el cumplimiento de una función pública.
Plantea restringir el gasto en propaganda oficial, disminuyendo al mínimo posible la contratación de tiempos comerciales y concentrando en una sola dependencia su difusión y establecer límites al número de viajes oficiales al extranjero de cada ente público, prohibiendo la adquisición de traslados en servicio de primera clase o equivalente.
Entre otras cosas propone establecer límites para que no se excedan los montos erogados en el ejercicio presupuestal inmediato anterior en los gastos por servicios de telefonía, fotocopiado y energía eléctrica; combustibles, arrendamientos, viáticos, honorarios, alimentación, mobiliario, remodelación de oficinas, equipo de telecomunicaciones, bienes informáticos, una vez considerados los incrementos en precios y tarifas oficiales o la inflación.
No podrán constituirse fideicomisos, ni fondos, mandato o análogos públicos o privados, ni se permitirá que se hagan aportaciones de cualquier naturaleza que tengan por objeto alterar las reglas de disciplina y ejercicio honesto del gasto.
La iniciativa, que consta de 13 artículos, fue turnada a la Comisión Permanente de Hacienda del Estado para su estudio y dictamen correspondiente.

Deja un comentario