Popchón y Xulubchón, los monstruos de los ríos en Chiapas

[Redacción]
Conoce esta Leyenda del agua tzotzil
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- Hace muchos años, antes de la llegada de los españoles, los antiguos tzotziles dominaban la región central y centro norte de Chiapas, ellos, los que se hacen llamar bats iviniketik (hombres verdaderos), eran felices porque sus tierras fueron bendecidas por los dioses con múltiples ríos, lagos y caídas de agua.
Y es que en el portal de la CONAGUA, da a conocer la plenitud de recursos hídricos les permitía tomar agua, bañarse, cultivar en abundancia maíz y frijol, así como darle de beber a sus animales. Pero no todo era felicidad en aquel paraíso.
Los tzotziles de San Pedro Chenalhó dicen que existió una gigantesca serpiente acuática que era maléfica. Se trataba de Popchón. La leyenda dice que este reptil tapó con su enorme cabeza el cauce del que hoy conocemos como río Grijalva, en el Cañón del Sumidero, lo que provocó una creciente que inundó a los pueblos cercanos.
Al verse afectados, los vayijeletik (espíritus animales y protectores de los tzotziles) se reunieron para poder combatir a Popchón, sin embargo no pudieron derrotarlo. Fue por ello que recurrieron a la X’ob (alma del maíz) de Magdalena, Chiapas, quien con su poder se encargó de matar a la malévola serpiente y dejar que el agua del río recobrara su curso.
Pero Popchón no era el único crótalo en aquellos territorios. También estaba la serpiente cornuda Xulubchón, quien después de que se creó la tierra, se encargó de partir montañas y cerros para que atravesaran por ellos los arroyos.
Xulubchón cambiaba el cauce de los ríos al arrastrar rocas y troncos de árboles dentro del agua, además tenía el poder de invocar tormentas para limpiar las aguas de todos los afluentes. A ella no la mataron porque, a pesar de que también le achacan la muerte de las personas en los ríos, la leyenda dice que también se encarga de traer la lluvia a la tierra.
Numeralia
12 millones de años tiene el Cañón del Sumidero.
22 km. de longitud tiene esta falla geológica.
El dato
4 de diciembre de 1980, fecha en la que el Cañón del Sumidero fue declarado Parque Nacional.
Fuentes:
Tu chien k’an: un recorrido por la cosmovisión de los lacandones del Norte desde las mordeduras de serpiente”. Eréndira Cano Contreras, Enrique Erosa Solana y Ramón Mariaca Méndez. Universidad Intercultural Chiapas, 2009.
Los peligros del alma: la visión del mundo de un tzotzil. Calixta Guiteras Holmes. Editorial Fondo de Cultura Económica, 1965.
Diccionario Enciclopédico de la Medicina Tradicional Mexicana.

Deja un comentario