AMLO y EPN, encuentro cordial su visita a Palacio Nacional

[Redacción]
Detalló que trataron temas “lograr que la transición entre un Gobierno que está en funciones y que va a concluir, y de un nuevo Gobierno que empieza a conformarse; que, de acuerdo al marco legal vamos, primero, a ser Presidente electo, en mi caso, y el día 1º de diciembre será el acto de Toma de Posesión”
Ciudad de México.- El virtual ganador de las elecciones para la Presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador, sostuvo un encuentro cordial, amistoso e importante con el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, en el Palacio Nacional.
Y es que durante la reunión que inició alrededor de las 11 de la mañana de este martes, y duró más de una hora y media, López Obrador y Peña Nieto hablaron de diversos temas como el Tratado de Libre Comercio, aeropuerto, reforma energética, presupuesto y de seguridad.
En conferencia de prensa que se realizó en el Salón Tesorería de Palacio Nacional, Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que la reunión con Enrique Peña Nieto “fue un encuentro cordial, amistoso, importante, porque tratamos temas que tienen que ver con la transición”.
Informó que iniciará el proceso de transición una vez que el Tribunal Electoral emita el fallo y lo nombre Presidente electo. “En tanto no exista este reconocimiento legal, no podríamos establecer una relación institucional como se desea. Vamos a ser respetuosos de las formas, porque la forma es fondo. No hay que precipitarnos. Todo a su tiempo”.
Detalló que trataron temas “lograr que la transición entre un Gobierno que está en funciones y que va a concluir, y de un nuevo Gobierno que empieza a conformarse; que, de acuerdo al marco legal vamos, primero, a ser Presidente electo, en mi caso, y el día 1º de diciembre será el acto de Toma de Posesión”.
Manifestó que en dicho periodo se pondrán de acuerdo para que la transición se dé de manera ordenada, pacífica, que no haya sobresaltos y haya confianza en temas económicos, financieros.
Se comprometió a que será respetuoso de la autonomía del Banco de México, se mantendrá una política macroeconómica, con equilibrios fiscales, no habrá injerencia en temas financieros, en lo que respecta al intercambio monetario, lo que tiene que ver con la paridad del peso con el dólar.
Aseguró que habrá autonomía, equilibrio macroeconómico y que continuarán los programas en proceso, que no detendrá ninguna actividad y, sobre todo, que se garantice la paz y la tranquilidad en este periodo de transición.

Deja un comentario