Del mar el pulpo y el calamar…

[Redacción]
El promedio de vida de los pulpos va de 1 a 3 años, mientras que en los calamares va de 9 meses a 5 años
Ciudad de México.- El pulpo y el calamar pertenecen al grupo de los cefalópodos, moluscos marinos generalmente sin caparazón o valva externa, que tienen la cabeza voluminosa y con una serie de tentáculos alrededor de la boca.
Y es que en portal de la SAGARPA da a conocer que estos moluscos sin duda se parecen, pero nos son iguales, veamos las diferencias:
Los pulpos son octopodidaes (ocho tentáculos) los calamares decápodos (8 brazos y dos tentáculos).
Los calamares tienen un cuerpo largo y cónico, también poseen una aleta en cada lado de su cuerpo. Los pulpos tienen una cabeza grande y un cuerpo ovalado. El cuerpo no posee una concha interna y las aletas están ausentes.
El promedio de vida de los pulpos va de 1 a 3 años, mientras que en los calamares va de 9 meses a 5 años.
El tamaño de los pulpos va desde 1 centímetro hasta 5 metros de largo y el de los calamares de 1 centímetro hasta 20 metros de largo.
Los calamares prefieren vivir en mar abierto y a 1 000 metros de profundidad como máximo, mientras que los pulpos optan por cuevas y madrigueras marinas, entre arrecifes de corales, debajo de piedras o bien cerca de la superficie.
A pesar de sus diferencias, ambas especies comparten algo: son alimentos deliciosos y nutritivos, Sus beneficios a la salud son muy similares aunque su sabor y textura es muy particular. Por ello, el pulpo y el calamar son muy valorados en muchas cocinas, ya que con ellos se preparan deliciosas recetas.
En México la producción de pulpo se concentra básicamente en Yucatán, entidad que aporta casi el 70 por ciento (poco más de 27 mil toneladas) de las casi 39 mil toneladas del total nacional. Esta cifra ubica a México en el tercer lugar a escala mundial en captura de este molusco.
Respecto al calamar, tenemos que la producción nacional es de 2,598 toneladas, siendo Sinaloa el principal productor con 1,600 toneladas, es decir el 61.5 por ciento.

Deja un comentario