Chiapanecos devuelven el agua a las cascadas de Agua Azul

[Redacción]

Informaron que las autoridades en Chiapas señalaron que sería en 20 días cuando tendrían el dictamen y sólo hasta después cuando verían como reencauzar el río, ante ello los pobladores decidieron no esperar y poner manos en el río y en tan sólo 24 horas

Palenque, Chiapas.- Locatarios y vecinos del ejido Agua Azul, en Chiapas, lograron, con voluntad, esfuerzo y trabajo, revolver el cauce del río y que la cascada grande regresara casi a la normalidad, luego de que se estaba secando tras los sismos de septiembre.

Con los trabajos realizados por los habitantes de Agua Azul, que consistieron en romper parte de la piedra y quitar los escombros que bloqueaban el caudal.

Y es que las autoridades en Chiapas señalaron que sería en 20 días cuando tendrían el dictamen y sólo hasta después cuando verían como reencauzar el río, ante ello los pobladores decidieron no esperar y poner manos en el río y en tan sólo 24 horas, pobladores de las comunidades cercanas a las cascadas de Agua Azul lograron recomponer el cauce de uno de los sitios turísticos y naturales más importantes de Chiapas.

Decenas de pobladores acudieron con sogas, palas, picos, e incluso la ayuda de una máquina, empezaron con la limpieza del río. Retiraron los escombros para reencausarlo y lograr la recuperación del área natural de las cascadas.

La principal de las Cascadas de Agua Azul de Tumbalá, en el estado de Chiapas, vio disminuido drásticamente su torrente por el terremoto que azotó el país el 7 de septiembre pasado.

El coordinador de supervisión y evaluación regional de la Secretará de Protección Civil de Chiapas, Daniel Cuate, explicó que una inspección realizada el viernes pasado reveló que el cauce “ha disminuido en un 85 %”.

Y es que el sismo de magnitud 8.2 que sacudió el centro y sur de México provocó un desprendimiento de roca calcárea que, a su vez, generó un desvío en la corriente del Río Agua Azul, causando la escasez de agua en la cascada principal, indicó.

Los pobladores de la zona notaron “una disminución paulatina del agua desde el 31 de octubre”, que les generó incertidumbre, ya que es un fenómeno que nunca antes había sucedido.

Fue hasta este martes cuando los pobladores apoyaron a la naturaleza para que la Cascadas de Agua Azul regrese a su cauce.

Las autoridades de Chiapas y la Conagua señalaron que se realizaría un estudio y pasarían algunas semanas para poder recuperarlas. Por ello los habitantes se organizaron, pues “vivimos del turismo porque no tenemos tierra para trabajarlo” y no pueden esperar tanto tiempo sin visitantes.

Por su parte, la Coordinación de Protección Civil de Chiapas, mostró también imágenes del trabajo que efectuaron los habitantes del lugar.

Deja un comentario