Reintegra PROFEPA a su hábitat natural a ejemplar de Tortuga Prieta en Baja California

[Redacción]

Dos quelonios fueron asegurados por elementos de la Policía Municipal de San Quintín, B.C.; uno se encontró  muerto

Tortuga prieta: especie catalogada En peligro de extinción (P) por la NOM-059-SEMARNAT-2010 y declarada en veda total e indefinida desde 1990

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) reintegró a su hábitat natural a una tortuga prieta (Chelonia agassizii), en el Alto Golfo de California, al sur del Puerto de San Felipe, Baja California, misma que previamente había sido asegurada junto a otro espécimen que ya se encontraba muerto.

En una primera acción los quelonios fueron asegurados por elementos de la Policía Municipal de San Quintín, quienes pusieron a disposición del  Ministerio Público Federal (MPF) a la persona que las  transportaba ilegalmente en la cajuela de un carro compacto y que pretendía llevarlas de San Quintín al poblado de Camalú, en el municipio de Ensenada, B.C.

Al momento de su aseguramiento, una de las tortugas se encontraba muerta, la cual presentaba, aparte de laceraciones y escoriaciones, una herida punzocortante en el peto en su lado izquierdo.

En el proceso de atención, el Agente del Ministerio Público de la Federación puso a disposición definitiva de la PROFEPA al ejemplar vivo de tortuga prieta para que determinara su liberación.

Elementos de la PROFEPA, al no observar daños físicos en el ejemplar y buena respuesta a estímulos, determinaron que el organismo se encontraba en excelentes condiciones de salud, por lo que esta Procuraduría recomendó su inmediata liberación en su hábitat natural.

Dicha liberación se realizó en coordinación con la Secretaría de Marina – Armada de México (SEMAR) en aguas del Alto Golfo de California, al sur del Puerto de San Felipe, B.C., área donde actualmente existe un decreto de suspensión de pesca y en consecuencia PROFEPA y SEMAR mantienen una vigilancia permanente.

Cabe mencionar que la tortuga marina liberada corresponde a una hembra adulta, con un peso de 45 kilogramos y una longitud recta de 74 centímetros; además, está enlistada con categoría de riesgo En peligro de extinción (P) dentro de la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010 y declarada en veda total e indefinida desde el 31 de mayo de 1990.

PROFEPA realiza estas acciones en coadyuvancia a fin de sumar los esfuerzos encaminados al combate al tráfico y comercio ilegal de ejemplares de vida silvestre.

La extracción o aprovechamiento de tortugas marinas está prohibido por la Ley General de Vida Silvestre. Asimismo,  el Código Penal Federal establece como delito a quien ilícitamente capture,  dañe  o  prive  de  la  vida  a  algún  ejemplar  de  tortuga o almacene de cualquier forma sus productos o subproductos, por lo que se puede imponer una pena de prisión de hasta nueve años.

Deja un comentario