Sin Rodeos

[Por Fernando Hernández Gómez]

fdohernandezg@hotmail.com

Saqueadores… ¿historia sin fin?

Poco antes de cumplir seis meses de haber dejado el poder, el ex gobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo fue detenido en la capital del país por la PGR, por su presunta responsabilidad en los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal.

Era la primera ocasión en tiempos posrevolucionarios que a un ex mandatario tabasqueño se le llevaba ante la justicia y encarcelaba por defraudar la confianza del pueblo al haber dispuesto indebidamente del erario.

Desde su aprehensión e inicio del proceso penal, Granier Melo permanece en la Ciudad de México. Por una afección cardiaca ha estado internado todo este tiempo en la enfermería del penal femenil de Tepepan, razón por lo que no ha podido ser traslado a Tabasco, como han exigido sus autoridades.

Los cargos que le imputaron se relacionan con el mal manejo de 989 millones de pesos que recibió su gobierno en el periodo 2010-2012 como aportaciones federales para gastos de seguridad, educación, salud, programas sociales y de protección civil que presuntamente fueron desviados desde la Secretaría de Finanzas. Esto se derivó de denuncia del gobierno estatal ante la PGR por el presunto desvío de casi dos mil millones de pesos. (El Universal, 25Jun.2013)

De Granier, su familia y camarilla salieron a relucir sus extravagantes gastos y enormes mansiones adquiridas, hasta maquinaciones para sustraer fondos públicos de la Tesorería estatal y lavar dinero, que involucraron a compadres y amigos del ex gobernador, contra los que no se ha procedido legalmente.

Además de su ex tesorero José Manuel Sáiz Pineda y otros ex funcionarios de Finanzas envueltos en el saqueo al erario, también pisó la cárcel su hijo Fabian Granier Calles, el 8 de abril de 2016. La Agencia de Investigación Criminal lo detuvo en Coyoacán por el presunto delito de defraudación fiscal equiparable por 2.1 millones de pesos. Cuatro días después, Fabiancito obtuvo su libertad provisional tras pagar una garantía equivalente al presunto fraude.

El caso Granier no está finiquitado. Falta que al ex mandatario y coacusados se les juzgue, aquí, por los delitos del fuero común relacionados con milmillonarios desvíos de recursos públicos y enriquecimiento ilícito. Tampoco se ha saldado el agravio al patrimonio de Tabasco. Los expedientes judiciales siguen abiertos esperando el momento para la acción legal.

Lo sucedido a este ex gobernador priista que está por cumplir cuatro años preso, en lugar de servir como advertencia a mandatarios de otras entidades, tuvo un efecto contrario: cundió el mal ejemplo de que México sigue siendo el país de la impunidad, donde se pueden construir grandes fortunas con recursos del erario y con negocios al amparo de los cargos públicos.

Sobran ejemplos de lo que sucedió después de Granier: Nuevo León, Chihuahua, Veracruz y Quintana Roo son otros cuatro botones de muestra.

Ya cayó Javier Duarte de Ochoa; fue detenido el sábado 15 por la Interpol, en Guatemala, con fines de extradición por su probable responsabilidad en la comisión de los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Duarte había desaparecido desde el 12 de octubre tras solicitar licencia como gobernador de Veracruz.

César Duarte Jáquez, de Chihuahua, también señalado de cometer actos de corrupción, se encuentra en calidad de prófugo, y Rodrigo Medina de la Cruz, de Nuevo León, enfrenta acusaciones de desvío de recursos.

Falta llevar a prisión a Roberto Borge Angulo, otro saqueador que resultó mejor agente inmobiliario que gobernador, pues por poco vende todo Quintana Roo (remató 10 por ciento de la reserva territorial a parientes y amigos a precios de me-lo-llevo). Borge goza de impunidad… hasta ahora.

¿Qué debemos hacer? Esa será la asignatura pendiente para los mexicanos, porque debemos parar esta historia de saqueos que parece no tener fin.  Como apunta Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE): “Es imprescindible no sólo la aprehensión de las caras más visibles de los casos que se conocen públicamente, sino la voluntad política real de desmantelar las redes de complicidades e impunidad que permitieron y permiten la corrupción en nuestras instituciones de todos los niveles de gobierno, y en la misma sociedad”. (Excélsior, 18Abr.2017)

AL GRANO

¿SEXO PAREJO? A las mujeres de Tabasco “el sexo sí nos importa… y queremos que nos cumplan”, sostiene un grupo de destacadas féminas tabasqueñas que participaron en el video #ElSexoSíNosImporta, desde el que expresan su rechazo a que se les limiten sus derechos políticos y se les discrimine en las boletas electorales…

LAS EX LEGISLADORAS Ady García López, del PRI; Esther Alicia Dagdug, PVEM; Aracely Quevedo, Panal, y Mónica Fernández Balboa, de Morena, así como la ex regidora Karolina Pech, del PRD; Tere Patiño, de Mujeres en Movimiento, y Mariana Gómez del Campo, del PAN, claman por “candidaturas iguales para hombres y mujeres”…

Y LANZAN ESTE reto a los varones: “A quienes nos impugnaron y nos quieren encerrar en nuestras casas, les decimos: queremos que se porten como caballeros en la casa… y también en la política. Y queremos que nos cumplan”… Es lo justo, ¿no?… Ah, pero sin Juanitas…

Deja un comentario