Tornados, máxima expresión del viento

[Redacción]

El SMN monitorea permanente las condiciones atmosféricas que podrían generar su formación

Ciudad de México.- Un tornado es un remolino de aire en forma de embudo que se genera desde una nube tipo mammatus, que a su vez cuelga de una cumulonimbus, y se extiende hasta tocar el suelo.

Y es que en el portal de la CONAGUA, explica que este gira tan violentamente que sus fuertes vientos pueden arrancar árboles y postes de luz, destruir viviendas e incluso volcar vehículos pesados y mover objetos de gran tamaño. Tienen vientos de entre 65 y 180 kilómetros por hora (km/h), en casos más extremos alcanzan los 400 km/h y recorren varios kilómetros (km) antes de disiparse.

Los tornados son de los fenómenos meteorológicos más violentos que se desarrollan en la atmósfera. A pesar de su breve duración, por los daños que generan, se pueden considerar de los más intensos y destructivos.

En México, los tornados se desarrollan entre marzo y junio, principalmente en los estados de Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas. Sin embargo, también se han registrado en Veracruz, Hidalgo, Estado de México y Chiapas. Pero no se debe descartar su formación en cualquier otro lugar y época del año.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN), dependiente de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), señala que las condiciones más propicias para la formación de estos meteoros ocurren cuando las masas de aire frío de origen polar chocan con las masas de aire caliente y húmedo provenientes del mar.

Debido a que se generan repentinamente y a su corta duración (tan sólo unos minutos), los tornados son difíciles de pronosticar, pero el SMN emite boletines informativos y avisos para que la población, las autoridades federales y locales, se prevengan de las posibles afectaciones.

Deja un comentario