AGENDA POLITICA

jorge

 

[Jorge Jesús de la Cruz]

 

* Un error controlar redes sociales

 

* Así no se combate el rumor

 

Toda una polémica propicio el martes pasado la subprocuradora de Justicia, Aureola Rodríguez Cupil al declarar que existe la intención de promover reformas al Código Penal para castigar a las personas que hacen mal uso de las redes sociales, generando psicosis en la población como ha sucedido recientemente al difundirse versiones respecto a desaparición de menores de edad. Es penosa la postura de la funcionaria, al ignorar que la libertad de expresión con el uso de las tecnologías de la información en un mundo globalizado no puede ser coartada.

 

En las redes sociales existe la libertad de escribir lo que a cada persona le plazca, intentar regular el uso de las mismas no podrá inhibir la participación ciudadana con sus puntos de vista, aunque a veces lo hacen con sarcasmos, muchas veces con insultos a través de los trolls que usan perversamente el anonimato para querer desestabilizar.

 

El exceso de algunos desequilibrados no debe ser pretexto para querer someter la libertad de pensamiento de quienes dan rienda suelta en el twitter y el Facebook principalmente, a sus opiniones.

 

La queja de las autoridades es que en las redes sociales difunden rumores, como lo ocurrido con la desaparición de menores de edad, teniendo que activar esa obsoleta Alerta Amber, quedando luego en ridículo, porque las personas que se andaban localizando, aparecieron sin siquiera haber estado en riesgo sus vidas.

 

Ante esta situación, las autoridades no deben perder de vista que estos rumores surgen precisamente ante la falta de información oficial y contundente sobre los hechos que se están difundiendo; lamentablemente no tienen un equipo dedicado de tiempo completo a monitorear lo que se dice en las redes sociales para enfrentar de inmediato los infundios y chismes, su reacción no es inmediata, dejando crecer los rumores, hasta que se propicia la psicosis en la población que ni siquiera tiene acceso a estas herramientas de la tecnología.

 

En el gobierno anterior se quiso controlar las redes sociales, se presentó una iniciativa denominada Ley de Alarma Social, no prospero, ante el reclamo de la misma población; en Veracruz si se aprobó una ley en este sentido, sin embargo el gobernador Javier Duarte la derogó luego de una protesta global sobre estos hechos calificados como represión. Intentar nuevamente el gobierno de Tabasco se censurar a las redes sociales, será un atentado a los únicos medios que tiene la población para expresarse libremente.

 

Es obvio que a las autoridades les preocupa que a través de los rumores se genere miedo en la población, la solución la tienen ellos mismos. Un rumor se combate con información veraz, objetiva y oportuna, no hay porque promover leyes retrogradas, se debe tener la sensatez de entender que los tiempos actuales generan información en tiempo real y si la parte oficial no hace su parte, por más leyes que intenten imponer, el rumor seguirá prevaleciendo.

Se combate el rumor con información. Que hagan su parte las instancias responsables de dar a conocer los hechos cotidianos sin desinformar y de esta forma se combatirá la rumorología.

 

DE LA BITACORA.– Juan José Peralta Fócil dedica su horario de labores a chatear por el Facebook buscando conquistas, como la que pretendió hacer el 23 de noviembre pasado con una joven de 20 años de nombre Valeria Martínez Alvarado.

 

*** Esto es un claro ejemplo de lo que no debe hacerse con la redes sociales, porque debe enfocarse a cumplir con su trabajo. Casos como este, si deberían sancionarse, el funcionario dedica horas a chatear diciendo que a sus 52 años, quiere vivir nuevas emociones. Tenemos las pruebas.

E-mail: jorjes99@hotmail.com

Síganme en twitter @jorgedelacruz99

Deja un comentario