Personas con asma deben reforzar cuidados en invierno

[Redacción]
Es un padecimiento que afecta desde los cuatro años de edad
Los síntomas pueden desencadenarse por la presencia de pelos de animales o polvo
Ciudad de México.- En esta temporada de frío, especialistas del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) “Dr. Ismael Cosío Villegas” recomiendan que los jóvenes con antecedentes de asma diagnosticada durante la infancia, y cuyos síntomas hayan desaparecido en la adolescencia, mantengan los cuidados, a fin de evitar recaídas.
El doctor José Luis Miguel Reyes adscrito a la Clínica de asma del INER, explicó que gran parte de los casos de infantes con esta patología entra en periodo de remisión durante la juventud. “Esto no significa que se haya curado, significa –refirió- que la enfermedad puede mantenerse apagada siempre y cuando no exista un desencadenante que reinicie los síntomas, como el pelo de las mascotas, polvo o humo de tabaco, entre otros”.
En entrevista, el doctor Reyes, señaló que el asma es una patología que afecta con mayor frecuencia a infantes a partir de los cuatro años de edad. Algunas personas nacen con la predisposición a desarrollar este padecimiento y otros pueden presentarla en algún momento en su vida.
Entre los factores de riesgo de asma infantil se encuentra la predisposición genética, el tabaquismo durante el embarazo, los cambios en la microbiota intestinal en el periodo de gestación, bajo peso al nacer y deficiencia pulmonar al nacer.
La exposición tardía a los microbios después del nacimiento, infecciones por el virus sincicial respiratorio (VSR), los efectos de la contaminación por vivir a menos de 100 metros de una avenida primaria, son otros causantes de este padecimiento.
Este problema de salud se registra principalmente durante la temporada de frío y cuando hay mayor prevalencia de infecciones virales. Sin embargo, también depende de la susceptibilidad de las personas, los síntomas pueden presentarse en los cambios de estaciones, cuando se registra la polinización de plantas y hay un incremento en la humedad ambiental.
Para evitar complicaciones recomendó no realizar actividades al aire libre en temporadas de contingencia ambiental, vacunarse cada año contra influenza, hacer ejercicio, evitar el tabaquismo, asimismo no acudir a sitios donde haya mucho polvo o el uso de alfombras, ya que acumulan una gran cantidad de ácaros.
El doctor Miguel Reyes sugirió a las personas acudir al médico para realizar el seguimiento de su tratamiento, y en su caso ajustarlo de acuerdo con los síntomas, grado de inflamación y función pulmonar.
Algunos síntomas son disnea -falta de aire-, sibilancias -silbidos, rechinidos, chiflidos en el pecho-, sensación de opresión torácica y tos habitualmente seca. Estos problemas se presentan con mayor intensidad en la noche o madrugada y habitualmente son provocados por un factor que los exacerba, como frío, alérgenos, pólenes, mascotas, emociones o estrés.
En la etapa adulta se puede presentar el subtipo de asma denominado fenotipo, el cual se conoce como asma en la vejez, esto significa que una persona puedo no ser asmático a lo largo de su vida hasta llegar a la edad mayor.

Deja un comentario

Cerrar menú