Retiran quiste esplénico a paciente del Hospital del Niño en Tabasco

[Redacción]
La lesión de 15 centímetros de diámetro en su bazo fue atendida mediante una cirugía laparoscópica
Villahermosa, Tabasco.- Un equipo multidisciplinario encabezado por los doctores Arturo Montalvo Marín y Vicente Sánchez Paredes, del Hospital Regional de Alta Especialidad del Niño Dr. Rodolfo Nieto Padrón, logró evitar que se le extirpara el bazo a una paciente que presentaba un quiste esplénico, de 15 centímetros de diámetro, que ponía en riesgo este órgano.
Montalvo Marín, jefe del servicio de cirugía pediátrica, explicó que los quistes esplénicos son lesiones poco frecuentes de comportamiento benigno y lo que los hace interesantes para su estudio científico es lo excepcional de su aparición, toda vez que crecen lentamente sin generar algún síntoma en el paciente.
“Sus características es que van creciendo paulatinamente si uno los deja, lo que al final involucra estructuras adyacentes y puede provocar que el paciente pierda el bazo; si el quiste ya es muy grande empieza a dar molestias, como dolor o distensión abdominal, y sensación de estar lleno”, expuso.
Sin embargo, prosiguió el galeno, en esta ocasión estaba alojado en el polo superior esplénico, lo que si bien dificultó de alguna manera el proceso de atención quirúrgica, gracias al trabajo de las enfermeras instrumentistas -calificadas en instrumentación laparoscópica-, anestesiólogos, cirujanos y demás personal médico, se consiguió retirar el tumor empleando la laparoscopía, que es cirugía de mínima invasión.
Arturo Montalvo indicó que en el Hospital del Niño se está impulsando este tipo de intervenciones que permiten una recuperación más rápida de quienes son operados, además que que se atiende con mayor rapidez estos casos, evitando el diferimiento quirúrgico.
Por su parte, Yesenia Fuentes Domínguez, madre de la paciente originaria de la ranchería Miguel Hidalgo, municipio de Comalcalco, expuso que desde el momento en que su hija arribó al Hospital del Niño de inmediato recibió atención por parte de los especialistas, por lo que cuando el doctor Montalvo la revisó, de inmediato le informó el padecimiento que tenía y cuál sería la alternativa de solución.
“Les agradezco porque fueron muy atentos conmigo; enfermeras, trabajadoras sociales y médicos se portaron muy bien. Ahorita veo a mi niña muy bien, recuperándose de la operación, la cual fue muy rápida”, expresó.

Deja un comentario