Pastos marinos, sitio de crianza, refugio y alimentación de peces e invertebrados

[Redacción]
Se resguardan en 16 áreas naturales protegidas de México
Pastos o praderas marinas conforman el ecosistema de carbono azul de plantas sumergidas
Ciudad de México.- Los pastos o praderas marinas conforman el ecosistema de carbono azul de plantas sumergidas y fijadas en suelos de arcilla, arena, lodo e incluso rocas, donde filtran el agua y le dan mayor claridad.
Una de las funciones más importantes de las praderas es la de ser sitio de crianza, refugio y alimentación de muchas especies juveniles de peces, e invertebrados.
En el mundo se han registrados 12 géneros de espermatofitas (antes conocidas como fanerógamas) marinas con 49 especies. En México se han registrado 9 especies dentro de 6 géneros: pastos marinos (Zostera marina, Phyllospadix scouleri, Phyllospadix torreyi), hierba de tortuga (Thalassia testudinum), pastos marinos (Halodule wrightii, Halodule beaudettei), hierba de manatí (Syringodium filiforme), pasto marino (Halophila decipiens) y pasto estrella (Halophila engelmanni).
Son hábitat temporal y permanente de muchas especies, como estrellas de mar y camarones, pepinos, anémonas, cangrejos, erizos y caracoles, y conforman la base de redes alimentarias de otros entornos estuarinos y costeros como manatíes, tortugas y gansos de collar.
No obstante, según reseñan Rafael Riosmena Rodríguez y Jorge Manuel López Calderón, de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, estas praderas submarinas están desapareciendo de las costas del país a consecuencia de la deforestación y el cambio de uso de suelo en las partes altas de las cuencas, lo que genera una cantidad muy grande de materia orgánica y sedimento en suspensión que incrementa la turbidez en el agua y reduce el desarrollo de los pastos.
La Comisión Nacional para el uso y Conocimiento de la Biodiversidad (CONABIO) identificó 19 sitios prioritarios de praderas marinas para su restauración y conformación y reporta 16 Áreas Naturales Protegidas de los litorales de México donde se resguardan.
En Veracruz el Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano y la Reserva de la Biósfera Los Tuxtlas; en Quintana Roo, el Parque Nacional Arrecifes de Cozumel, el Parque Nacional Arrecifes de Xcalak, la Reserva de la Biósfera Banco Chinchorro y la Reserva de la Biósfera Sian Ka´an; en Campeche, la Reserva de la Biósfera Los Petenes; en Yucatán, la Reserva de la Biósfera Ría Celestún y la Reserva de la Biósfera Ría Lagartos, en Baja California la Reserva de la Biosfera Isla Guadalupe y en Baja California Sur la Reserva de la Biósfera El Vizcaíno y la Reserva de la Biósfera Complejo Lagunar Ojo de Liebre.

Deja un comentario