Concluye PROFEPA en Guerrero operativo vacacional invierno 2017-2018

[Redacción]

Libera espacios en la Zona Federal Marítimo Terrestre en las playas de  Acapulco y Zihuatanejo

Rescata ejemplares de vida silvestre que eran exhibidos en las playas, además que atiende reporte de ballena en Zihuatanejo

Acapulco, Guerrero.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), con motivo de la temporada vacacional decembrina, realizó un operativo en la Zona Federal Marítimo Terrestre (ZOFEMAT) en los municipios de Acapulco de Juárez y Zihuatanejo de Azueta, estado de Guerrero.

A través de acciones de inspección y vigilancia en las playas de Caleta, Caletilla, Isla La Roqueta, Tlacopanocha, Hamacas-Condesa, Icacos y Puerto Marqués-Revolcadero, en Acapulco de Juárez, se logró el retiro voluntario -por parte de sus propietarios- de vehículos automotores, motos acuáticas, inflables, bananas, kayacs, mobiliario de playa (mesas, sillas, toldos, sombrillas), cuatrimotos y equipo de deportes acuáticos, los cuales obstruían el libre tránsito y acceso en la ZOFEMAT.

Además, se llevó a cabo el retiro de vendedores ambulantes e instalaciones semifijas, tales como módulos y personas que vendían y publicitaban productos sin contar con el permiso o autorización correspondiente que para tal efecto emite la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

Durante el presente operativo, se aseguraron en Playa Puerto Marqués dos ejemplares de iguana verde (Iguana iguana),las cuales eran comercializadas y exhibidas de manera ilegal por una persona, quien al notar la presencia de los inspectores de PROFEPA,  abandonó a los reptiles. En este sentido, uno de los ejemplares fue liberado en las inmediaciones de la Laguna de Tres Palos en Acapulco de Juárez,  mientras que el otro -por tratarse de un ejemplar adaptado al manejo humano y cuya sobrevivencia en el medio silvestre estaría en riesgo- fue dejado en depositaría del Parque Pagayo de Acapulco.

Asimismo, en un restaurante ubicado en la zona de Puerto Marqués, se rescataron dos ejemplares de tortuga; la primera, una cría de tortuga golfina (Lepidochelys olivacea), y la segunda, una tortuga carey (Eretmochelys imbricata), especies que se encuentran enlistadas en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010 con categoría de especies en peligro de extinción; ambos ejemplares se encontraron en aparentemente buen estado de salud, motivo por el cual fueron liberadas en el mar.

Por otro lado, se realizó el aseguramiento de un ejemplar de iguana negra (Ctenosaura pectinata), la cual estaba siendo portada por un turista en Playa Caleta. Después de realizarle una revisión ocular y encontrarse en aparente buen estado de salud, fue liberada en el poblado de Llano Largo, municipio de Acapulco de Juárez.

En el municipio de Zihuatanejo de Azueta, en las playas del Palmar, Madera y La Ropa, se realizaron acciones para el retiro de mobiliario de playa (sombrillas, sillas y mesas).

En playa Larga, Zihuatanejo, inspectores de PROFEPA en la entidad mantuvieron vigilancia por el avistamiento de una ballena jorobada que se encontraba en aparente estado estacionario, por lo que los inspectores solicitaron  a turistas y a la población de la localidad que se encontraba en la zona, no alterar el entorno del cetáceo, ya que posiblemente dicho comportamiento podía deberse a un proceso de parto; horas después, la ballena hizo un desplazamiento de un kilómetro, junto a la orilla desde playa Blanca hasta playa Larga.

Con estas acciones, la PROFEPA garantizó a turistas y habitantes el libre acceso y tránsito a las playas marítimas, la ZOFEMAT y los Terrenos Ganados al Mar, así como el uso adecuado y sustentable de estos bienes nacionales, fomentando la protección a los ecosistemas costeros, el cuidado de la vida silvestre y el turismo responsable, además de que se logró inhibir la comercialización de ejemplares de vida silvestre.

Asimismo, PROFEPA mantendrá vigilancia en la costa con el fin de atender cualquier situación de emergencia ambiental de manera inmediata.

 

Deja un comentario