Yucatecos encuentran en Leoni oportunidad de superación

[Elsy Yah]

La firma ofrece empleos formales y mejor pagados

Mérida, Yucatán.- La seguridad económica que garantice a sus tres hijos terminar sus estudios, representa para Carmen Verónica Paredes Cimé contar con un empleo formal, el cual encontró en la recién inaugurada planta de la empresa alemana Leoni, dedicada a la fabricación y distribución de arneses para la industria automotriz.

Originaria de Tixkokob, la joven madre ocupa una de las más de 500 plazas iniciales que está generando la firma y donde en su mayoría mujeres encontraron una oportunidad para aumentar sus ingresos económicos y ofrecer un mejor nivel de vida a sus familias.

Paredes Cimé, quien se dedicaba a las labores del hogar, inició su camino en Leoni como personal operario, sin embargo, debido a su dedicación y empeño se le postuló como supervisora de área y tras dos meses de intensa capacitación en la planta de Durango, regresó para hacer frente a su nueva responsabilidad.

“Dejar a mis hijos por dos meses fue difícil, pero al final valió la pena, porque ahora mis ingresos son mayores y me alcanza para todos sus gastos, ahora nos alcanza para todo, y ellos están muy orgullosos de mí. Es realmente bueno que empresas como Leoni que es de Alemania miren a Yucatán, porque aquí hay mucha gente trabajadora con ganas de salir adelante, sólo es cosa de que nos den la oportunidad y confíen en nosotros como lo hicieron ellos”, subrayó.

Este espacio, que representa la quinta sede del consorcio en territorio mexicano y la cual exportará desde el Puerto de Altura de Progreso a las zonas productoras de General Motors y Volvo que están en Asia, México y Estados Unidos, busca generar para el 2018 más de dos mil 600 fuentes laborales formales.

En ese sentido, la compañía espera contratar no sólo un gran número de empleados con un perfil operativo, sino también ingenieros industriales, de logística y de calidad, especialistas técnicos, así como personal de apoyo administrativo. Además, Leoni establecerá un centro de servicios compartidos para el departamento de recursos humanos en Mérida, que apoyará a todas las plantas en América.

Esto también motivó a Daniel Omar Aké Canul, que al igual que Verónica, encontró en esta firma un trabajo en el que además puede desarrollar sus capacidades y aprender cosas nuevas, al ser una empresa diferente, en la que se ocupan tecnologías de última generación.

Luego de 12 años de laborar en otro negocio que únicamente le otorgaba lo mínimo para subsistir, Aké Canul, de 40 años de edad se siente realizado y feliz de poder tener un empleo que le ofrece buenas prestaciones y un salario justo, que le alcanza para cubrir todas las necesidades de su familia.

“Es una empresa innovadora por su forma de trabajo, siento que aquí puedo mejorar. Qué bueno que otras empresas vengan a Yucatán, donde la gente es muy trabajadora, pero sobre todo que el Gobierno del Estado les dé la facilidad de venir y comprobar que no se van arrepentir”, subrayó.

La firma opera actualmente en Hermosillo y Durango, que generan arneses de cableado automotriz para vehículos comerciales y carros de pasajeros. El alcance de la producción en Mérida comprende arneses para una serie de modelos de automóviles de pasajeros.

La nueva planta, que se edificó con una inversión superior a los 350 millones de pesos, también tiene un enfoque sustentable, ya que cuenta con más de mil 500 paneles solares, los cuales proporcionarán aproximadamente un tercio de la energía total.

Además, utiliza un sistema de aguas recicladas, lo que resulta en una reducción diaria del agua purificada requerida de casi cien mil litros. Leoni actualmente está pasando por el proceso de certificación Breeam, uno de los métodos de evaluación de sostenibilidad líder en el mundo para proyectos de planificación maestra, infraestructura y edificios.

Deja un comentario