Sistema Arrecifal Veracruzano

[Redacción]

CONANPEs zona de crianza, alimentación y protección de muchas especies, algunas de ellas amenazadas o en peligro de extinción como la tortuga carey (Dermochelys coriácea)

Veracruz, Veracruz.- El Sistema Arrecifal Veracruzano (PNSAV), es uno de los parques nacionales considerado único en el Golfo de México por su tamaño, número de especies y por la resiliencia de las colonias coralinas.

Y es que el PNSAV decretado el 24 de agosto de 1992, tiene una superficie de 65,516 hectáreas, está integrado por al menos 28 arrecifes, de los cuales algunos presentan lagunas arrecifales con pastos marinos, playas, bajos, islas o cayos.

Los arrecifes coralinos del Parque proveen importantes servicios ambientales pues mitigan los impactos a la costa provocados por tormentas, huracanes y vientos; mantienen la línea de costa relativamente estable; producen oxígeno y captan dióxido de carbono.

Además son zona de crianza, alimentación y protección de muchas especies, algunas de ellas amenazadas o en peligro de extinción como el cuerno de alce (Acropora palmata), cuerno de ciervo (Acropora cervicornis) y tortugas marinas como la caguama (Caretta caretta), verde del Atlántico (Chelonia mydas), blanca (Lepidochelys kempii), lora (Eretmochelys imbricata), carey (Dermochelys coriácea), entre otras.

El sistema alberga pastos marinos (Thalassia testudinum) (Halophila decipiens) (Halodule wrightii) (Syringodium filiforme), mangle (Rhizophora mangle) (Avicennia germinans) (Laguncularia racemosa), cocotero (Cocos nucifera), palma kuká (Pseudophoenix sargentii) y grama salada (Distichlis spicata), entre otros.

En 2006, la UNESCO incorporó al Parque a la Red Mundial del Programa del Hombre y la Biosfera (MAB). Y en 2014 fue inscrito en la Lista de Humedales de Importancia Prioritaria Internacional de la Convención Ramsar.

Deja un comentario