Alertan que selfies favorecen contagio de piojos: Fundación

[Redacción]

Alertó que las selfies son una forma de contagio muy fuerte, ya que en niñas y sus mamás está la mayor tasa de contagio por el cabello largo, pero también casos en niños

Xalapa, Veracruz.- La integrante de la Fundación Cabecitas Limpias, Isis Piña, alertó que la moda de tomarse selfies aumenta el riesgo de contagio de los piojos en cualquier persona ya sea adulto, jovenes o niños.

Y es que no importa si se es pobre, rico, sucio o limpio, los piojos pueden afectar a cualquier niño o adulto, la integrante de cabezas limpias, destacó que los piojos no vuelan ni brincan, así que al pegar cabeza con cabeza es como se favorece el contagio, por lo que se deben tomar las precauciones debidas y revisar cada semana la cabeza de los niños para detectar la presencia de los animales.

Explicó: “Se contagia de modo directo al compartir, gorras, sombreros, bufandas, diademas, todo lo que tenga que ver con la cabeza, cualquier accesorio del cabello y que esté alrededor del cuello también, se contagia de manera directa, ahora una forma en que se contagian muchos los niños es a través de las selfies, al juntar las cabecitas, se están tomando fotos todo el tiempo y al pegar cabeza con cabeza esa es la forma indicada de contraer pijos de manera más rápida”.

Alertó que las selfies son una forma de contagio muy fuerte, ya que en niñas y sus mamás está la mayor tasa de contagio por el cabello largo, pero también casos en niños.

Manifestó que el 10 por ciento de la población estudiantil padece de liendres y piojos, no importando nivel socioeconómico.

Comentó: “Cada escuela que revisamos, el por ciento de la población tiene piojos, no importa si se es limpio, no importa si se es sucio y tampoco tiene que ver el nivel socioeconómico”.

Dijo que los remedios caseros no son la solución como es el caso de creolina, vinagre caliente, pintar el pelo o poner insecticida, que aunque si acaban con los piojos, también pueden dañar la salud del niño.

Explicó que los piojos provocan comezón incesante y dejan pequeñas laceraciones y al aplicarle productos que no están provocados lo único que hacen es infectar y provocar quemaduras de primero y segundo grado e intoxicación a los niños.

Asimismo, destacó que el rapar a los niños no es la solución, es un acto de desesperación, pero lo mejor es revisarlos constantemente y retirarlos a tiempo para que no crezca el problema.

Detalló que los piojos se alimentan de la sangre del cuero cabelludo y si no se atiende a tiempo el problema, un niño puede llegar a tener más de 100 piojos y liendres.

Por último, la experta agregó que una pioja llega a poner hasta 10 huevecillos por día, que tienen una incubación de 10 días y nacen más piojitos.

Deja un comentario