Peña Nieto emite Primera Declaratoria de Zonas Económicas Especiales en Chiapas

[Redacción]

Informaron que se espera concretar proyectos que podrían crear más de 8 mil empleos con inversiones cercanas a los 2 mil 100 MDD en las ZEE de Puerto Chiapas, Coatzacoalcos, Lázaro Cárdenas y Progreso

Tapachula, Chiapas.- El presidente de México, Enrique Peña Nieto, emitió este jueves la Primera Declaratoria Presidencial de Zonas Económicas Especiales (ZEE).

Y es que con esta declaratoria, los beneficios que traerá la creación de las Zonas económicas para los habitantes de Puerto Chiapas, Lázaro Cárdenas y Coatzacoalcos; así como para las empresas que se instalen dentro del Predio Federal de cada ZEE.

Peña Nieto, señaló: “He dicho en más de una ocasión: México vive una realidad que no queremos sea permanente. Tenemos dos Méxicos dentro de un mismo país”.

Afirmó: “Es, precisamente, la inversión productiva, la formación del capital humano, la buena educación que reciba la niñez y juventud de esta región lo que va a permitir transformar la realidad que hoy viven estas regiones de nuestro país”.

El Jefe del Ejecutivo, dejo en claro que la inversión productiva, la formación del capital humano, la buena educación que reciba la niñez y juventud de esta región lo que va a permitir transformar la realidad que hoy viven estas regiones de nuestro país.

Por lo que una vez que las Declaratorias sean publicadas, se espera concretar proyectos que podrían crear más de 8 mil empleos con inversiones cercanas a los 2 mil 100 MDD en las ZEE de Puerto Chiapas, Coatzacoalcos, Lázaro Cárdenas y Progreso.

Luego de la Declaratoria, se tendrán que realizar los Lineamientos para permiso, asignación o autorización y el Programa de Desarrollo.

Aquí las palabras del Presidente, licenciado Enrique Peña Nieto, Primera Declaratoria Presidencial de ZEE e Inauguración del Agroparque Sur-Sureste

Muchísimas gracias.

Señoras y señores:

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Quiero saludar al Gobernador del Estado de Chiapas, a quien agradezco su hospitalidad; a los demás gobernadores de entidades que se ven beneficiadas, precisamente, a través de este decreto de creación de Zonas Económicas Especiales.

A los dirigentes del Sector Empresarial que hoy aquí nos acompañan, el Presidente del Consejo Coordinador Empresarial; a dirigentes de otros organizamos empresariales; a empresarios que están aquí presentes.

A dirigentes de organizaciones sindicales. Muchas gracias por su presencia; de instituciones académicas que también están aquí presentes.

Están aquí funcionarios del Gobierno de la República, representantes del Senado y de la Cámara de Diputados, que han participado en la creación del Marco Legal para, precisamente, arrancar las Zonas Económicas Especiales.

Aquí hay presencia de esta gran representación de la sociedad, de las entidades en donde hoy se está decretando la creación de estas Zonas Económicas Especiales.

Quiero saludar a todas y a todos los invitados a este evento.

Agradecer la representación de la sociedad de Chiapas y, particularmente, de los municipios de esta región, donde nos encontramos.

Les saludo con gran afecto.

Y antes de continuar con mi intervención, y dada la representación que hay hoy aquí, no sólo de quienes son habitantes de Chiapas, sino de otras entidades, de otros gobiernos que están presentes, quiero convocarles, para que, precisamente después del efecto dejado por el sismo del 7 de septiembre, del 19 de septiembre, creo que todos a estas alturas conocemos ya de la magnitud de los daños.

Pero lo más triste y más dramático, el que hayan fallecido más de 440 personas, consecuencia de estos sismos, en distintas entidades.

Les quiero convocar para que, habiendo aquí una gran representación, de varias partes de nuestro país, nos pongamos de pie y honremos la memoria de aquellos que lamentablemente perdieron la vida a consecuencia de estos sismos.

Dediquemos un minuto de silencio en honor a su memoria.

Gracias.

Quiero agradecer la gran solidaridad que muchos han tenido para con las familias afectadas, consecuencia de estos sismos; quiero agradecer el apoyo solidario de distintos sectores de nuestra sociedad.

Reconocer, también, de manera muy particular la de muchas mexicanas y mexicanos, que no estando en México, que siendo población migrante, que radica en los Estados Unidos, particularmente, también ha tenido para con los mexicanos que están de este lado, para con sus paisanos de México.

Vaya desde aquí, nuestro saludo a todos nuestros paisanos que viven fuera de México, especialmente a los Estados Unidos, que han sido solidarios y que han apoyado, precisamente, a sus hermanos mexicanos.

Hoy nos encontramos aquí, precisamente, para firmar el decreto de creación de las Zonas Económicas Especiales.

Y déjenme hacer un recuento de lo que esto ha significado, porque fue hace exactamente dos años aquí, en este mismo lugar, aquí, en Tapachula, en donde comprometí la creación de Zonas Económicas Especiales, que, entonces, señalé enviaría al Congreso la iniciativa, que en su momento ya fue aprobada, precisamente, para definir el marco legal que permitiera que hoy esté aquí, delante de ustedes, firmando los decretos correspondientes para la creación de las Zonas Económicas Especiales de Puerto Chiapas, de Coatzacoalcos y de Lázaro Cárdenas-La Unión.

Y déjenme compartir brevemente, a partir de lo que ya hemos escuchado. Hemos escuchado ya a Gerardo Gutiérrez Candiani, a quien le quiero reconocer, a él y a todo el cuerpo hacendario, que estuvo en el pasado, desde la anterior titular de esa Secretaría, el equipo de trabajo que tenía, a quienes están hoy, porque han dedicado muchísimas horas, precisamente, para que hoy estemos anunciando ya, formalmente, el decreto constitutivo de estas Zonas Económicas Especiales.

Esto ha implicado el esfuerzo no sólo de funcionarios del Gobierno Federal, de los gobiernos estatales, que hoy nos permiten tener ya tierra adquirida, en donde se habrá de generar incentivos para la inversión productiva, para atraer empresas, para cambiar el rostro de zonas que hoy tienen pobreza y marginación en zonas altamente productivas.

Y que esto, seguramente, será un parteaguas en el futuro y destino que tengan las entidades y las zonas, donde hoy se han decretado Zonas Económicas Especiales.

Gracias a todo el equipo que ha hecho posible el que hoy estemos llegando a este punto de banderazo y de dar inicio a estas Zonas Económicas Especiales.

Quiero decirles a las y los mexicanos que nos escuchan, a la población representante hoy, de la sociedad de Chiapas, y a quienes están de otras entidades federativas del país.

Qué son las zonas económicas especiales

Luis Alberto Moreno, del Banco Interamericano de Desarrollo, a quien le agradezco el testimonio que aquí nos ha dejado, precisamente del potencial, de lo alentador y promisorio que se ve el futuro de México y particularmente de estas zonas que hoy se han decretado, a partir de experiencias internacionales que han sido exitosas.

Le quiero agradecer la solidaridad que ha tenido para con México, precisamente, porque el Banco Interamericano aportó recursos para esta tarea que habremos de emprender, que es la de la reconstrucción.

Gracias al Banco Interamericano de Desarrollo

Pero, también, agradecerle el que nos haya permitido o nos haya acompañado con la experiencia que se han tenido en otros países de lo que son las Zonas Económicas Especiales, para definir una mejor práctica y el mejor modelo que pueda servir a las condiciones particulares de nuestro país.

Las Zonas Económicas Especiales, como lo pudimos observar en el video, y quiero hacer una breve síntesis, y espero cuando uno dice breve, luego termina por no ser tan breve, pero, bueno, procuraré serlo.

La breve síntesis: Qué son las Zonas Económicas Especiales

Es la demarcación geográfica, es la definición de un polígono, la definición de una demarcación territorial, que tiene condiciones muy particulares, otorgadas a partir de una política pública que el Gobierno ha definido para hacerla altamente atractiva a la inversión, para que inversiones puedan generar ahí industria, pueda llegar inversión para detonar también capacitación a la mano de obra, para que lleguen instituciones académicas para la formación, precisamente, de aquellos que vayan a participar en las industrias que esperamos se asienten en estos lugares que estamos hoy constituyendo.

Y eso es a partir de los incentivos, particularmente fiscales, de la capacitación y mano de obra, o del capital humano que aquí habrá de prepararse y formarse, a partir de la infraestructura que habrá de detonarse, precisamente, para hacer de estas zonas económicas lugares con un gran potencial de desarrollo.

Y es por eso, quienes estamos hoy aquí, estamos siendo testigos del banderazo o del inicio de un nuevo rumbo y de un nuevo horizonte, y de un nuevo destino que tendrán las zonas que hoy estamos decretando.

Son especiales, y hay que tener esta consideración muy particular, porque lo que hace que una Zona Económica Especial sea exitosa es que, desde la política pública, desde la definición del Gobierno, se precisen cuáles son las demarcaciones que son especiales, y son únicas y distintas del resto del país.

Yo registro lo que el Gobernador hace un momento me ha solicitado, pero eso me lleva a decirle que, precisamente, lo que distingue a una Zona Económica Especial es que sean especiales, no puede haber ni muchas sin tantas, porque entonces pierden, precisamente, esta condición; pierden, precisamente, este carácter, pierden la posibilidad de ser zonas únicas, especiales, con incentivos específicos para detonar el desarrollo ahí y en la región circunvecina.

Quiero agradecer también a las. En esta creación de Zonas Económicas Especiales no están surgiendo solamente a partir de este decreto.

El trabajo para crearlas y hoy decretarlas, ha consistido en definir, en tener ya tierra, propiedad del Gobierno Federal, tierra, semilla, tierra dónde generar inversión, pero, además, la definición de un polígono bastante más amplio donde el sector privado puede invertir y puede detonar industria.

Déjenme darles estos datos. Aquí, en Puerto Chiapas, el Gobierno Federal ha adquirido ya 522 hectáreas, pero el polígono, la demarcación territorial que tiene los incentivos que hoy se generan en este decreto, son de ocho mil 216 hectáreas.

En Lázaro Cárdenas-La Unión, el Gobierno tiene ya 547 hectáreas adquiridas, pero el polígono que tienen los mismos incentivos a donde el Gobierno tiene ya una tierra-semilla es de cinco mil 451 hectáreas.

Y en Coatzacoalcos, el Gobierno tiene ya 257 hectáreas adquiridas, que es la tierra-semilla para detonar proyectos productivos, pero el polígono, la demarcación a donde se extienden los beneficios e incentivos, que hoy se están decretando, son de ocho mil 263 hectáreas.

Éstas son las zonas que hoy estamos decretando su creación, su constitución y que, repito, significarán un gran parteaguas.

Por qué, por qué definimos crear Zonas Económicas Especiales.

Tomamos este modelo, que ha sido exitoso en otras partes del mundo, para asegurar o lograr desde la política del Gobierno Federal que las zonas con mayor rezago y mayor pobreza de nuestro país, puedan incorporarse al desarrollo, y puedan tomar el mismo ritmo de crecimiento y de desarrollo económico que el resto del país.

He dicho en más de una ocasión: México vive una realidad que no queremos sea permanente. Tenemos dos Méxicos dentro de un mismo país.

Una parte que crece, una parte que tiene desarrollo, una parte que está generando miles de empleos como nunca antes, que centralmente se ubica en el centro, en el bajío, en el occidente y norte del país.

Pero la parte sur de nuestra geografía nacional, ha permanecido durante décadas en el rezago.

Y si bien, hemos logrado de acuerdo a las últimas mediciones de CONEVAL, superar la pobreza en casi dos millones de habitantes, que del 2014 al 2016 abandonaron la pobreza, dejaron de estar en la pobreza.

También es cierto que sigue siendo la parte sur de nuestra geografía la que enfrenta los mayores retos y las condiciones todavía de pobreza.

Y queremos que eso cambie, queremos que esa realidad se modifique, y que el sur del país pueda tener las oportunidades de desarrollo y crecimiento que tiene el resto del país.

Ese es el México y esa es la realidad que visualizo hacia adelante para el sur de México: para Chiapas, para Guerrero y para Oaxaca, para Coatzacoalcos, para Lázaro Cárdenas, en Michoacán, donde estoy seguro, el futuro será uno muy distinto del que hoy estamos apreciando y viendo; será uno de prosperidad, de desarrollo, de bienestar y de mayores oportunidades para su sociedad.

Las tres zonas hoy decretadas parten de tener ya también, comprometidas inversiones del sector privado, por eso agradezco los dos testimonios empresariales, del señor Mittal, de don Tomás, de Nuevo León.

Empresarios globales, como el señor Mittal, que aprecio diga que en México, y valoramos el que de un fiel testimonio de que México es un buen lugar para invertir, y que lleva aquí ya 25 años las inversiones de sus empresas.

Le diría que no sólo es un gran lugar para invertir, sino también para vivir. Mejor que en Londres, señor Mittal.

Y a don Tomás, empresario de Nuevo León, que hoy está, también, comprometiendo inversiones, particularmente para Coatzacoalcos.

Y otras más, que ya han firmado, más de 50 empresas que han, en la construcción de estas Zonas Económicas Especiales se han comprometido de las 200 empresas, 250 empresas que potencialmente pueden llegar a invertir.

Hoy, en estas tres Zonas Económicas Especiales decretadas, se prevén inversiones, a partir de los compromisos que hayan adquirido empresas, y que han firmado y que han suscrito, de por lo menos cinco mil 300 millones de dólares, y la generación de más de 12 mil empleos en los próximos dos y tres años.

Y hay que decir lo siguiente: estamos conscientes de que esta transformación no será fácil, ni tampoco rápida; que, eventualmente, va a trascender a esta Administración y, seguramente, a otras.

Pero estamos sembrando, precisamente, sobre un terreno fértil; estamos sembrando un modelo de desarrollo donde más se necesita y donde hoy más se demanda, en las zonas de nuestra geografía que viven en condiciones de mayor rezago social y de mayor pobreza.

Queremos dejar de lado la política asistencialista; la política que, dentro del marco, dentro de la política social sólo busca llevar un apoyo económico, que a veces sólo alivia o mitiga la condición de pobreza, pero que no la resuelve de fondo.

Es, precisamente, la inversión productiva, la formación del capital humano, la buena educación que reciba la niñez y juventud de esta región lo que va a permitir transformar la realidad que hoy viven estas regiones de nuestro país.

Y esa es la apuesta, y ese es el rumbo que hoy le estamos imprimiendo desde el Gobierno de la República.

No vamos a permitir que la historia del Sur-Sureste siga marcada por la pobreza, la marginación y la desigualdad.

Las Zonas Económicas Especiales, repito, será un parteaguas en el desarrollo de esta entrañable región.

Marcarán un antes y un después en las oportunidades de superación de las familias y de sus comunidades.

Con el esfuerzo y compromiso de todos los que han hecho realidad esta iniciativa, confío en que cambiaremos el modelo de desarrollo regional y sentaremos las bases de un nuevo perfil industrial para el Siglo XXI en esta región de nuestro país.

Nos atrevimos a abrir una nueva ruta para potenciar el desarrollo del sur-sureste, y hoy lo estamos consiguiendo; estamos dando ese paso y estamos hoy decretando la creación de estas tres Zonas Económicas Especiales en Chiapas, en Veracruz, en Michoacán y en Guerrero.

Hago votos porque este modelo de desarrollo que hoy estamos impulsando depare a estas entidades marcadas, repito, por la desigualdad, la pobreza y la marginación, la oportunidad de alcanzar desarrollo, prosperidad y bienestar para sus sociedades.

Sea ésta la apuesta.

Y vamos por consolidar este proyecto, en beneficio de la sociedad de estas entidades federativas.

Muchísimas gracias.

Deja un comentario